El fiscal platense Juan Cruz Condomí Alcorta pidió la prisión preventiva para tres de los cinco acusados de una millonaria malversación con tarjetas de débito para cargas combustibles de los autos de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense.

En las próximas horas, la jueza de garantías Marcela Garmendia deberá resolver el requerimiento del fiscal.

Los pedidos de prisión preventiva pesan sobre Walter Cejas, playero de una estación de servicio, y los funcionarios de Educación Gustavo Chiramberro y Diego Burgos, todos ellos detenidos.

Cejas, Burgos y Chiramberro están acusados de haber cometido una malversación de fondos públicos por unos 25 millones de pesos con tarjetas de débito Bapro Copres, que utilizan los organismos públicos para cargar combustible en vehículos oficiales, en connivencia con funcionarios de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense (DGCyE).

En el pedido de preventiva, Condomí Alcorta estableció que quedó acreditado «que hasta el 24 de abril de 2019, un sujeto de sexo masculino mayor de edad, coactuando al efecto con al menos cuatro funcionarios de la DGCyE, utilizó en propio beneficio y en reiteradas oportunidades varias tarjetas de débito del Banco Provincia, que eran recargadas con fondos del erario provincial destinados a un fin específico, haciendo falsas compras de combustible pero extrayendo dinero a cambio».

«Así perjudicaron en forma reiterada el Patrimonio del Erario Público Provincial enriqueciéndose con dichos montos desviados en favor de sus propios patrimonios», añadió el fiscal en un escrito.

Fuente: DIB