Los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires se movilizaron este martes a la sede de ministerio de Trabajo en La Plata para exigir una «respuesta urgente» a su pedido de reapertura de las paritarias para negociar la actualización mensual de la cláusula gatillo, algo que el Gobierno descarta.

Pese a que la administración de María Eugenia Vidal no avanzará en la mensualización de la cláusula gatillo que actualiza el salario docente por inflación, los gremios volvieron a exigir esta herramienta que durante este año se aplica cada tres meses. «Venimos a reiterar nuestro pedido por implementación mensual de la cláusula gatillo, actualización de las asignaciones Familiares, la declaración de emergencia alimentaria y un aumento de cupos del Servicio Alimentario, entre otras cuestiones», lanzó la titular de la FEB, Mirta Petrocini.

Los sindicatos también reclamaron una resolución «urgente» de las graves problemáticas edilicias y la intervención del Gobierno «ante el incremento de acciones autoritarias y de hostilidad laboral» hacia los docentes. «La semana que viene vamos a realizar actividades distritales para reclamar la declaración de la emergencia alimentaria», agregó Petrocini.

Fuente: DIB