La gobernadora María Eugenia Vidal anunció hoy que la mortalidad infantil bajó 0.6 puntos y que con un índice de 8.9 consolida la tasa más baja de historia de la provincia de Buenos Aires, lo que consideró uno de los mayores logros de su gestión. «Podemos mostrar resultados concretos y este es uno de esos», indicó.

«Es uno de los logros más importantes de estos cuatro años de trabajo», dijo la gobernadora en conferencia de prensa. «Es un enorme logro más en un contexto en el que se sabe que venimos atravesando dificultades económicas», agregó Vidal sobre el indicador, fuertemente relacionado a las condiciones de vida.

«Y no es casualidad. Es el resultado de políticas sostenidas e integradas», consideró. Desde el gobierno lo atribuyen a las «mejoras en el acceso al sistema de salud en todos sus niveles» y «el acompañamiento social de los que más lo necesitan». También detallaron que «se tomaron medidas concretas dirigidas a regionalizar las maternidades, ordenar la demanda a partir de los centros de salud de los barrios y al seguimiento personalizado e integral de embarazadas y recién nacidos».

En materia de salud, Vidal destacó la existencia de maternidades más adecuadas para atender partos de riesgo, así como también el acompañamiento de las embarazadas desde el principio y la red AMBA, que trabaja en la mejora del primer nivel de atención con los Centros de Atención primaria de la Salud (CAPS). También mencionó el desarrollo del sistema de emergencias SAME en la provincia y la renovación de 43 de las 58 guardias hospitalarias.

En tanto, Vidal consideró que «no alcanza sólo con las políticas de salud» y enumeró una serie de estrategias vinculadas a desarrollo social. «También es cuando vuelven a casa y la alimentación que reciben las embarazadas y los chicos en los primeros años de vida», y mencionó el programa «Un Vaso de Leche por día» y el Plan Más Vida ampliado. «Cuando llegamos no se actualizaba por inflación desde 2011», señaló.

Asimismo, consideró que el acceso al agua potable también tiene impacto en el descenso de la mortalidad infantil. «Hoy hay 1 millón más de bonaerenses que tienen agua potable y 700 mil que tienen cloacas», indicó.

«Todavía falta, esta tasa no nos conforma. Vamos a seguir trabajando», dijo Vidal. Y pidió debatir «sobre resultados concretos». «Cuando hablemos y discutamos, y debatamos sobre salud, infraestructura y políticas sociales, hablemos sobre resultados concretos», señaló.

Por su parte, el ministro de Salud, Andrés Scarsi, sostuvo que «cuando uno mira los últimos tres años, esta tendencia se viene consolidando hacia la baja» y sostuvo que eso se debe «al trabajo en equipo». Y enumeró que las principales causas de mortalidad están vinculadas a factores de riesgo como las cardiopatías congénitas, alteraciones cardíacas, el bajo peso al nacer y la bronquiolitis.

Fuente: DIB