El gobernador Axel Kicillof coincidió este jueves en la necesidad de desestimar la idea de “flexibilizar la cuarentena” tal cual había planteado ayer el presidente Alberto Fernández cuando confirmó que se extenderá el confinamiento, pero habló de la posibilidad de avanzar en “medidas focalizadas para determinadas actividades, regiones y grupos etarios”.

En declaraciones a radio la Red, Kicillof sostuvo que en una próxima etapa del aislamiento se podrían “focalizar las cuarentenas y hacerlas dinámicas” en consonancia con algunas “recomendaciones a nivel mundial”. Y amplió: “Hay lugares a donde la enfermedad no llegó, donde se podría permitir más circulación”.

En ese sentido señaló que podría avanzarse en “medidas focalizadas para determinadas actividades, determinadas regiones y determinados grupos etarios”, aunque dijo que la administración de esos casos debe quedar en manos de los expertos.

“Estoy totalmente de acuerdo con el Presidente. Hay que escuchar a los expertos. Estamos en una situación de mucha desprotección ante el virus. La cuarentena ha demostrado que la tasa de contagio comparada con otros países de la región está siendo efectiva”, amplió Kicillof.

“Sabemos que la población que tenemos que tratar a toda costa de que no entre en contacto con el bichito son los mayores de 65 años. Con esa población hay que tomar todos los recaudos. Con ese grupo etario hay que ser inflexible. No pueden entrar en contacto con el virus”, agregó. Por eso, insistió en que “la palabra flexibilizar no es aplicable”.

“En Argentina ganamos este tiempo y siento que es un reloj de arena donde se acerca la situación de contagio mayor como ha ocurrido en todos los países. Uno tiene un plazo de tiempo para hacer infinitas tareas”, sostuvo.

El gobernador señaló, además, que la pandemia tuvo la particularidad de que “nos igualó a todos ante esta situación”. Y sostuvo: “Creo que todos estamos viviendo en una película de ciencia ficción, todos tenemos una situación de extrañamiento, hay un ser microscópico que se está expandiendo y la humanidad todavía no encontró el remedio y la única vacuna que hay es el aislamiento social. Estamos entre el extrañamiento y la impotencia”.

Fuente: DIB