Las panaderías agrupadas en el Centro de Industriales Panaderos de Buenos Aires (Cipba) cobrarán 65 pesos por cada kilo de pan que sea adquirido a través de la Tarjeta Alimentaria a partir del 20 de enero, informó este jueves la entidad. Ayer, autoridades de la Confederación Económica de la provincia (Cepba) habían adelantado que estaban en tratativas con la Federación de Industriales Panaderos para llegar al mismo fin.

«El Centro de Industriales Panaderos de Buenos Aires, junto al Centro de Panaderos de Avellaneda y el Cipan, entre otras instituciones, garantizamos que todas aquellas personas que sean beneficiarias de la Tarjeta Alimentaria puedan comprar el pan a 65 pesos el kilo», destacó el comunicado del Cipba.

La medida comenzará a implementarse en una primera etapa en los municipios de Avellaneda, La Matanza, Almirante Brown, Hurlingham, San Fernando, San Martín y Morón.

«Desde Cipba reafirmamos nuestro firme compromiso con la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, para colaborar en todo lo que esté a nuestro alcance con la situación de los sectores más vulnerables», señalaron.

«Aunque algunas exportadoras y molineras especulen con el precio de la harina, garantizamos que en las próximas semanas habrá panaderías en todo el país que tendrán el pan a 65 pesos para todos los beneficiarios de la Tarjeta Alimentaria», sostuvo sobre la decisión José Álvarez, presidente del Cipba.

Autoridades de la Confederación Económica de la provincia (Cepba) se reunieron con el ministro de Producción, Ciencia y Tecnología bonaerense, Augusto Costa, y habían adelantado que trabajaban con la Provincia para la confección de una canasta de librería y un pan económico para los beneficiarios de la tarjeta alimentaria. «Vamos a empezar a trabajar, por ejemplo, para el desarrollo de una canasta de librería para que los bonaerenses puedan comprar a un precio cuidado», señaló el presidente de Cepba, Guillermo Siro, y dijo que también promoverán junto con la Federación de Industriales Panaderos «un pan económico para los titulares de la tarjeta de lucha contra el hambre».

Fuente: DIB