La Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires (Fippba) advirtió que el sector se encuentra en «emergencia» y que atraviesa «el peor momento de los últimos 15 años».

«Nuestra industria se encuentra pasando por su peor momento de los últimos 15 años, recibimos un golpe tras otro y no logramos recuperarnos», señalaron desde Fippba.

Asimismo, alertaron que «se están cerrando panaderías todos los días», y que «se pierden puestos de trabajo», en una industria para la que trabajan unos 100 mil bonaerenses de manera directa e indirecta, según indicaron.

Desde la Federación Panaderil atribuyeron la crisis del sector a que «durante el 2018 la harina de trigo, principal insumo para la elaboración de panificados subió un 500%». Mientras que según aseguraron, este tipo de empresas y comercios se vieron afectadas, «como todas as pymes por el alza de la luz, el gas y el agua».

Fuente: DIB