El Gobierno bonaerense dispuso hoy nuevas obligaciones para los usuarios y comerciantes de agroquímicos, en el marco de la norma que prohíbe «el abandono, vertido, quema en el campo, entierro o reutilización» de envases vacíos de los mismos.

A través de la resolución 505/19, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible bonaerense (OPDS) decidió modificar la norma que ya regulaba la disposición y el reciclado de envases de fitosanitarios.

La resolución original (la Nº 327/17) ya disponía que el aplicador podía almacenar envases vacíos por un año en depósitos separados «de líneas municipales o ejes divisorios de predios» y alejados (a 500 metros o más) de ríos, escuelas, hospitales y clubes.

En tanto, la nueva normativa también exige que el depósito esté «señalizado como lugar de almacenamiento de envases vacíos de fitosanitarios» y que debe estar alejado de sitios en donde se guarden «alimentos destinados al consumo humano o animal».   

También se obliga ahora a los responsables a dar cuenta de la totalidad de «envases vacíos de fitosanitarios puestos en el mercado el año anterior, clasificando dicha información de acuerdo al tipo de material, banda toxicológica y al volumen en litros de los mismos».

Fuente: DIB