miércoles 17 de abril de 2024 - Edición Nº1960

Provincia

INVASIÓN DE MOSQUITOS

Luego del temporal, ¿vuelve al AMBA el “mosquito de la inundación”?

Las lluvias reactivan los criaderos donde los huevos pueden quedar hasta un año en estado de latencia.



Un viejo conocido desde el pasado mes de diciembre, cuando se produjo la primera invasión, volvió lentamente a hacer su aparición en zonas urbanas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), sobre todo en las localidades dónde más llovió en los últimos días.

El Aedes albifasciatus o “mosquito de la inundación”, reconocible porque es más grande de tamaño, pica agresivamente y se mueve en colonias de varios individuos, está de vuelta, ya que, como su denominación coloquial lo indica, las lluvias que inundan y encharcan zonas aledañas a las ciudades “despiertan” los huevos de los criaderos que estaban en estado de latencia. En la última semana, el temporal de lluvia y viento hizo lo suyo y estos insectos ya están circulando en La Plata y distritos aledaños.

Lo que puede llegar a hacer que la invasión no sea de tantos individuos como las ocurridas en diciembre y en febrero es el descenso de temperatura y las acciones de fumigación contra el Aedes aegypti, el mosquito que transmite el dengue, enfermedad que hoy está en su pico histórico más grave en el país, y por la cual se están tomando medidas de prevención a contrarreloj.

María Victoria Micieli, doctora en Ciencias Naturales y directora del CEPAVE (Centro de Estudios Parasitológicos y Vectores), explicó al irrumpir la primera invasión de Aedes albifasciatus, que “las lluvias generan los sitios de cría, inundan los terrenos anegables, que en general son terrenos bajos, de las afueras de la ciudad, por ejemplo, los terrenos a lo largo de la autopista Buenos Aires – La Plata”. En esa línea, apuntó que “los mosquitos detectan estas zonas bajas, ponen los huevos, y si los charcos secan esos huevos van a quedar en seco y pueden estar meses hasta que otra lluvia inunde nuevamente la zona y se produzcan grandes criaderos”.

Sobre esta posibilidad de supervivencia que tienen los huevos de esta especie durante tiempo prolongado, la especialista indicó que “hay investigaciones que determinan cuánto puede vivir ese huevo en seco y es un año, incluso más”.

De este modo, las intensas lluvias que se han registrado en los últimos días en todo el territorio bonaerense y en especial en el AMBA, son la causa de la reactivación de los criaderos de esta especie de mosquito.

Ante la proliferación de una nueva ola de estos insectos, así como para prevenir la picadura del Aedes aegypti y el dengue, se recomienda usar repelentes, espirales en los hogares, ropa que pueda cubrir el cuerpo, insecticidas y, a gran escala, estrategias de fumigación a nivel comunitario.

El Aedes albifasciatus es el mosquito que transmite la Encefalomielitis Equina del Oeste (EEO), enfermedad que afecta a los caballos y que también puede infectar a seres humanos.

Temas de esta nota:

AMBAMOSQUITOSFUMIGACION

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: