28 junio, 2022 9:33 am

No hay Economía Sin Salud

Las dolorosas pérdidas de vidas que sufrimos cada día, nos deben obligar a reflexionar respecto a la falsa dicotomía entre salud y economía. La pasmosa realidad nos muestra que no hay salud sin una economía que le haga de soporte, ni es factible un funcionamiento económico normal en una sociedad donde la enfermedad hizo mella. Solo en unidad de conceptos, priorizando la vida de todos y todas, encontraremos la manera de resistir este momento aciago. Vendrán épocas complicadas, es importante saberlo y prepararnos para ello.

Estas no se superaran haciendo cada uno de nosotros lo que más nos beneficia sin pensar en el conjunto, sin analizar las consecuencias sociales que arrastran nuestras decisiones individuales. Estamos en el medio de una guerra contra un enemigo invisible, persistente y voraz. Este debería ser nuestro principal frente de batalla, y en ella todos y todas deberíamos unirnos.

Por eso las PYMES apoyamos las medidas dispuestas por el presidente Alberto Fernández y aplicadas también por el Gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, en relación a la restricción de la circulación social, con el fin de mitigar la explosión de contagios en esta difícil segunda ola que se ha precipitado. Asimismo valoramos enormemente el esfuerzo del Estado por generar una respuesta focalizada para contener a los sectores de la industria y el comercio  que se verán afectados por la situación de emergencia sanitaria.

Mientras tanto, a los sectores de la oposición que gastan su energía en dividir a la sociedad, les pedimos al menos un poco de responsabilidad política: es tiempo de campaña de vacunación, no de campaña electoral.

Como sociedad tenemos que asumir el momento crítico que estamos atravesando en relación a la capacidad de camas en las terapias intensivas, y en ese sentido nos parece imperioso orientar toda nuestra fuerza en la tarea de salvar vidas. A la pandemia le ganamos empujando todos juntos y para el mismo lado.

No es una competencia entre salud y economía, se trata de una discusión falaz. Hay que priorizar la vida cuidando lo máximo posible la economía. Es la tarea de nuestro gobierno y como sociedad debemos respetar sus decisiones, porque para marcarnos el rumbo fue elegido por la mayoría de los argentinos y argentinas. Con la misma fuerza que luchamos por “NI UNA PYME MENOS” es hora de luchar por “NI UN ARGENTINO MENOS”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Destacadas

Más Noticias