Las llamadas a la línea 144 de atención a mujeres en situación de violencia crecieron un 70% en la provincia de Buenos Aires en el último año, según cifras oficiales. En rigor, en 2018 se recibieron un promedio de 21.000 comunicaciones, 8.600 más que en 2017 cuando hubo 12.400.

Los datos corresponden al Instituto Provincial de Género y Diversidad Sexual responsable de la 144, y dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense. Desde el organismo atribuyeron el fuerte incremento a una mayor conciencia social sobre el tema, pero también a un amplio trabajo de difusión de la línea, que funciona desde 2016.

Estas cifras se conocen en medio de una realidad alarmante en todo el país: ya se cometieron 34 femicidios en lo que va del año, la mayoría en territorio bonaerense, donde se conocieron cuatro nuevos casos en las últimas 24 horas.

Si se analizan los datos por edad, se desprende que el 46% de los llamados los realizan mujeres de entre 21 y 40 años, una tendencia que se mantiene respecto a 2017. Mientras que sólo el 7% de los contactos provienen de menores de 20 años.

La línea atiende consultas y brinda asesoramiento, orientación y derivación en los casos en que fuera necesario articular con autoridades nacionales, provinciales o municipales. Funciona durante las 24 horas, los 365 días del año.

Fuente: DIB