6 octubre, 2022 5:13 am

Las PyMES apostamos por la vida, de la gente y de la economía

Tenemos absoluta conciencia que los meses venideros serán tiempos difíciles. La segunda ola de Covid-19 es un hecho irrefutable y solo con cuidados extremos y vacunación constante se podrá mitigar su efecto.

Las cifras diarias, las curvas de contagio y la experiencia que nos muestra el hemisferio norte y nuestros países vecinos, no nos deja lugar a dudar de la gravedad del momento, pero esto no debe hacernos entrar en cuadro depresivo ni en situación de parálisis. Al contrario, necesitamos la mayor energía de los distintos sectores de nuestra sociedad y unir fuerzas para superar a este persistente enemigo invisible.

En ese sentido aplaudo la decisión del  Sr. Presidente de la Nación y del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y equipo, de poner coto a la falta de cuidado. Es el estado presente el que ante situaciones de emergencia tiene la obligación de poner los limites necesarios ante una sociedad cansada, desmotivada y en estado de perplejidad. Es el estado presente y activo el que dice el cómo, el qué, el por qué y dicta las normas necesarias para cambiar el curso de los acontecimientos.

Lo esencial siempre es cuidar la vida: la vida de nuestro pueblo y la de nuestra economía. La de nuestros ciudadanos cumpliendo al pie de la letra las medidas preventivas y restricciones impartidas por el Gobierno Nacional y la de nuestra economía tomando las medidas para contener la situación.

Está claro y lo digo como empresario que soy, que cuando hablamos de mantener en pie la economía, de ninguna manera significa que se sigan aprovechando ciertos sectores concentrados del momento de debilidad del sistema. Por el contrario, los que más tenemos debemos colaborar con los que menos tienen. Es momento de dejar el individualismo que caracteriza a algunos de lado y pensar en el conjunto de la sociedad.

La situación de las PYMES es muy heterogénea. Hay sectores que vienen mal: allí necesitamos un estado presente, seguir con los ATP y reactivar los IFE, pero apuntar a los sectores que lo necesitan. Nosotros no lo necesitamos y no lo pedimos.

No es una competencia entre salud y economía. Nadie debería enfermarse y todos los recursos necesarios para que eso ocurra deberían estar a disposición.

Por lo tanto el equilibrio que mostraron entre los dos factores el Sr. Presidente y el Gobernador es, en principio, oportuno y respetable. Veremos en la praxis cómo funciona, cómo se controla, cómo actúa nuestra sociedad.

No pensemos en lograr la excelencia con la primera medida. Si miramos la punta de la montaña, siempre la veremos lejana e imposible de alcanzar, solo debemos poner un pie delante del otro y saber que con esfuerzo llegaremos, todos juntos. El país espera todo de nosotros. Debemos estar a la altura de las circunstancias.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Destacadas

Más Noticias