El ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires salió a negar que haya ordenado suspender la obra en el Aeropuerto de Ezeiza en la que murió un operario y al menos otros trece sufrieron heridas.

A través de un comunicado, desde el Gobierno de María Eugenia Vidal informaron que el 13 de septiembre pasado se realizó una inspección en la obra que la empresa TGLT S.A. está llevando a cabo en el aeropuerto donde «no se ordenó suspensión alguna» sino que se infraccionó a esa empresa por incumplimientos que no revisten el carácter de una suspensión de tareas, como por ejemplo ausencias de constancias de capacitación.

De esta manera, la Provincia salió al cruce de lo que informó la Unión Obrera de la Construcción Argentina (Uocra), quien ayer dio a conocer el acta de inspección que  advertía sobre una serie de infracciones a ley de Seguridad de Higiene contra la empresa y otras once empresas concesionarias de la megaobra de la terminal.

«Ese acta, con orden de Inspección Nº 566254, circuló de manera parcializada en algunos medios y redes sociales y se la presentó como si se tratara de un acta de clausura o de suspensión de la obra donde ocurrió el accidente en el Aeropuerto de Ezeiza. Pero el lamentable hecho sucedió en el sector a cargo de la firma TANE SRL que monta estructuras tubulares para andamios. El permiso de obra ante la SRT fue del 20 de septiembre al 28 de ese mismo mes», destacaron fuentes del ministerio de Trabajo. 

El acta que emitió la cartera, se indicó, fue en referencia a la otra empresa mencionada y fue labrada una semana antes (el 13 de septiembre) de que comenzara a trabajar la firma TANE SRL. «Cabe aclarar que en el Aeropuerto de Ezeiza hay dos contratistas principales realizando trabajos y entre ambas tienen más de 50 subcontratistas. Cada una de estas puede tener uno o varios contratos y cada uno de ellos representa una obra distinta e independiente», agregó.

Fuente: DIB