El Gobierno de la provincia de Buenos Aires salió a negar que haya habido problemas de abastecimiento de alimentos en las cárceles del territorio, tal cual lo denunció el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura y por el que elevó notas a la gobernadora María Eugenia Vidal. 

«Durante los cuatro años de gestión nunca hubo problemas de abastecimiento de alimentos. Nunca hubo reclamos al respecto. Ahora hemos tenido un problema con la provisión de carne vacuna y pollos, que ya se ha solucionado. Siempre hubo vegetales y alimentos secos en las cárceles», indicaron fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). «No se puede generalizar que hubo falta de alimentación, solo fue con la carne», agregaron.

De esta manera, la Provincia respondió al Comité que a través de un comunicado mostró su preocupación por la situación que se vive en las unidades penales de la provincia de Buenos Aires y le pidió al Estado «que cumpla con la obligación de proveer a las personas privadas de la libertad alimentación adecuada y suficiente».

El Comité exhortó a los poderes del Estado que inste a los organismos responsables a dar una respuesta urgente y definitiva que garantice la correcta alimentación de las personas privadas de la libertad. En este sentido, enviaron notas a la gobernadora saliente María Eugenia Vidal, al ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, al secretario de Derechos Humanos, Santiago Cantón y al presidente de la Corte de Justicia bonaerense, Eduardo De Lazzari.

Sin embargo, desde el SPB negaron problemas y aclararon que solamente la situación de los precios puso en crisis la relación con algunos proveedores. «Pero hemos hallado otras variantes y conseguimos destrabar la situación. De hecho estamos en diálogo con el próximo Gobierno para asegurar el único faltante que había: la provisión de carne vacuna y pollo», indicaron.

Fuente: DIB