Una protesta de vendedores de verduras frente a Plaza Constitución, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, terminó con incidentes luego de que la Policía les impidiera instalar los puestos en los que repartirían la mercadería.

Los efectivos reprimieron a los manifestantes y les incautaron los cajones frutas y verduras, mientras cientos de personas esperaban para percibir la mercadería que iba a venderse a $ 10.

El secretario de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Marcelo D»Alessandro, aseguró que avanzaron contra los feriantes porque no habían pedido autorización para manifestarse en el espacio público.

«Durante los meses de noviembre y diciembre hicimos reuniones y diagramamos los lugares donde se realizan los verdurazos, con permiso. Esta vez quisieron utilizar el espacio público en una forma violenta, sin autorización», aseguró.

Fuente: DIB