Obispos de la provincia de Buenos Aires se reunieron ayer con la gobernadora María Eugenia Vidal a quien le expresaron su preocupación por la crisis económica y por la seguridad, al tiempo que hicieron mención a la trágica persecución policial en San Miguel del Monte en la que murieron cuatro adolescentes.

A través de un comunicado de prensa de la Conferencia Episcopal Argentina, se señaló que el encuentro «favorece la cooperación para poder estar cerca de quienes más sufren las consecuencias de la crisis económica con impacto social y laboral que afecta en especial a los más pobres y vulnerables».

De la reunión con «agenda abierta», que según informaron obedece a «un diálogo habitual», también participó la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley; su par de la provincia, Santiago López Medrano; y el presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casinos de Buenos Aires, Matías Lanusse.

«Los Obispos agradecieron la invitación de la gobernadora a este encuentro, que se enmarca en un diálogo habitual que respeta, tanto la autonomía de la Iglesia como la del Estado en sus niveles», indicaron.

De acuerdo a lo difundido por la Iglesia, Vidal y Stanley «expresaron su decisión de extremar todos los recursos para la asistencia alimentaria, en particular en las zonas más carenciadas de la provincia. De igual modo, el abordaje de la problemática de las adicciones».

«La gobernadora Vidal compartió a los obispos un detallado informe sobre la actual situación de la provincia, expresando la necesidad de fortalecer el diálogo y mecanismos de articulación en la tarea social», agregó el comunicado.

En la conversación los obispos advirtieron su preocupación por la persecución con disparos en San Miguel del Monte que terminó con la vida de cuatro chicos y, en ese marco, se charló sobre la formación de las fuerzas de seguridad y la problemática de la violencia.

Los obispos manifestaron que «no puede ocurrir que aquellos que deben cuidar a la gente sean los mismos que los agreden, a veces con mucha violencia, como en este dramático suceso».

Entre los participantes del encuentro estuvieron el arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Carlos Azpiroz Costa; los obispos de Chascomús, Carlos Malfa; de San Justo, Eduardo García; de Nueve de Julio, Ariel Torrado Mosconi; de San Martín, Miguel Ángel D´Annibale; y de Mar del Plata, Gabriel Mestre.

También asistieron los obispos de San Miguel, monseñor Damián Nannini; de Mercedes-Luján, Jorge Scheing; de Avellaneda-Lanus, Rubén Frassia; de Azul, Hugo Salaberry; y de Merlo-Moreno, Fernando MalettI, y los auxiliares de San Martín, Han Lim Moon; de La Plata, Nicolás Baisi: de San Isidro, Guillermo Caride; y de Lomas, Jorge Torres Carbonell.

Fuente: DIB