La Comisión de Investigaciones Científicas bonaerense adhirió al régimen de retiros voluntarios impulsado por el Ejecutivo provincial en mayo de 2018, por el que un trabajador de la administración pública puede dejar su puesto y recibir una indemnización.

La adhesión fue confirmada hoy en el Boletín Oficial, a través de una resolución, y establece (como la norma original del Ejecutivo) que el agente que suscriba al retiro «contará con la cobertura que brinda el Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) por un período de dos (2) años contados a partir de la presente, la que caducará si la agente por su situación laboral pasara a contar con otra cobertura asistencial».

En esta línea, subraya que «aquellos agentes que se incorporen al mercado laboral en el sector privado bajo relación de dependencia, o como autónomos o monotributistas y que por ello cuenten con cobertura asistencial, deberán denunciar dicha circunstancia al Organismo de origen».

En sus considerandos, la normativa también señala que «la adhesión al mentado régimen impedirá a los agentes su reincorporación por un plazo de cinco (5) años en cualquiera de los regímenes comprendidos en la Administración Pública Provincial, incluyendo Entes Autárquicos».

El plan de retiros voluntarios fue abierto por la gobernadora María Eugenia Vidal a mediados de mayo del año pasado, en busca de reducir la planta de empleados estatales. El mismo no comprende a policías y agentes del servicio penitenciario.

Fuente: DIB