El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se reunió hoy con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, durante una visita a ese partido y destacó la necesidad de “dejar de lado diferencias” y “unir esfuerzos con la oposición para luchar contra el coronavirus”.

El mandatario provincial dio cuenta del encuentro realizado en el Centro de Monitoreo local, al que también asistió su ministro de Seguridad, Sergio Berni, a través de la red social Twitter. Allí contó que con Jorge Macri dialogó sobre las necesidades del municipio y acerca de cómo avanzar “con la nueva etapa de cuarentena administrada y focalizada”.

En declaraciones periodísticas formuladas tras la reunión, Kicillof expresó que desde la provincia se estructuró un Comité de Emergencia, “que reúne básicamente las áreas de salud, alimentación y seguridad”, y detalló que, junto a Berni, recorre “cada uno de los municipios para ir viendo qué es lo que falta, qué es lo que se necesita y en qué lugar estamos”.

En cuanto al encuentro con Jorge Macri, lo calificó como “muy bueno” dado que “las políticas son las mismas”.

Sostuvo que se está “en un marco de emergencia y una excepcionalidad absolutamente inesperada y que no tiene precedente histórico, que ha desbordado los sistemas de salud en países muy ricos y poderosos” y agregó que “con todas las debilidades estructurales que tiene la provincia, nos pusimos a trabajar muy rápidamente”.

“Necesitamos imperiosamente esa articulación y esa coordinación, y esa capacidad de un poco dejar de lado diferencias. Creo que hoy todos entendimos que tenemos que unir esfuerzos, y ponernos a funcionar como si fuéramos un solo instrumento para luchar contra el virus, para apoyar y proteger a los bonaerenses”, expuso el mandatario.

El gobernador dijo además que como se está “en camino de una cuarentena administrada y focalizada”, mantiene diálogo “con cada uno de los municipios para ver qué es lo que necesita su comunidad, qué es lo que quiere hacer cada intendente ante esta situación”.

Y detalló que luego ello se someterá “a decisiones de la provincia” y posteriormente se pedirá autorización al gobierno nacional.

La idea, dijo Kicillof, es que “toda la ciudadanía vea que hay un sólo objetivo, y que no hay otra cosa que el trabajo sin descanso” y añadió que “estamos todos, el Estado presente, y poniendo a hacer lo que tiene que hacerse, que es cuidar a los y las bonaerenses”.

Por su parte, Macri aseveró que se trabaja “de manera muy coordinada entre provincia y municipios” y apuntó que “es bueno tener un rato largo para revisar, definir prioridades, contar lo que uno está haciendo, escuchar al otro, poder aprender y entender hacia dónde estamos yendo”.

“Fue una muy buena reunión de trabajo, donde creo que todos estamos tirando para el mismo lado, entendiendo que tenemos un único gran enemigo al que vencer, que es esta pandemia que golpea y nos preocupa”, finalizó el jefe comunal opositor.