El gobernador Axel Kicillof se diferenció este martes del Gobierno porteño al afirmar que los “brotes” de coronavirus se dieron en los asentamientos de la Ciudad de Buenos Aires y no en los de la provincia, donde aseguró, “la vigilancia de casos se realiza desde el inicio de la pandemia”.

“Quiero hablar de la situación de los barrios populares en la provincia: hoy leía en algunos diarios de amplia circulación que era un problema. Quiero dejar en claro lo que ocurre: en la Ciudad de Buenos Aires ha habido un crecimiento exponencial de casos, sucedió en la Ciudad, que quedó más expuesta al foco inicial”, comenzó diciendo Kicillof en el marco de la presentación de un programa de voluntarios para tener mayor llegada al territorio en el marco de una estrategia “más activa” para la vigilancia de contagios.

“En la provincia de Buenos Aires somos un continuo demográfico y es cierto que hay cuestiones en común pero también fuertes diferencias, y no se trata de una cuestión política entre dirigentes, sino de cuestiones estructurales. Por eso debemos actuar de manera distinta: la vigilancia en los barrios populares la venimos haciendo hace muchísimo tiempo en la provincia, desde el inicio de la pandemia, por eso quizás no hemos tenido grandes brotes ni contagios”, amplió el gobernador.

En la misma línea, el ministro de Salud, Daniel Gollan, precisó que en territorio bonaerense “la curva de contagios está muy aplanada”, pero advirtió, “esto no es lo que estamos observando en la Ciudad”. Y recordó que en el marco del operativo Detectar en Quilmes y San Vicente “de 10 mil casos relevados solo uno dio positivo”.

“Estamos preocupados por lo que sucede en las villas y asentamientos populares de la Ciudad de Buenos Aires. De cada 10 personas que están testeando en esos barrios 9 dan positivo. Esos barrios no son compartimientos estancos, de esos barrios salen personas que van a trabajar. Y potencialmente esas personas pueden llegar a venir al conurbano”, dijo Gollan. Y añadió: “Tenemos que reforzar nuestro sistema de alerta temprana, estamos viendo que el sistema está funcionando bien, pero tenemos que estar un paso delante de las circunstancias”.

“Vamos a pasar a una etapa más proactiva de vigilancia sobre todo en el AMBA, todos los días, casa por casa, en todos los barrios, y para eso se necesita ampliar la cantidad de gente que esté trabajando”, explicó Gollan en relación a la convocatoria de voluntarios.

Cabe señalar que el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, confirmó este martes que de 10 hisopados, ocho dieron positivo en el barrio 1-11-14. En total hay 685 casos positivos (69 detectados en las últimas 24 horas) en todos los barrios vulnerables de la Capital Federal. 

Fuente: DIB