El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, presentó este miércoles un programa de regularización dominial para que 30.000 familias bonaerenses puedan acceder de forma gratuita al título de propiedad de sus viviendas.

Desde la ciudad de Adrogué, partido de Almirante Brown, Kicillof puso en marcha el programa “Mi escritura, mi casa” y aseguró que “la potencia, la fuerza, el futuro y el motor de la provincia y del país están en un sólo lugar: su pueblo”.

Allí, el mandatario precisó que su administración trabaja para “cambiar la realidad de los y las bonaerenses” y expuso que como muchas personas “no pueden pagar a un escribano, ni los trámites” se les “dará una mano desde el Estado a los que más lo necesitan”.

Recordó que cuando ex presidente Néstor Kirchner dijo en 2003 “que venía a proponerle un sueño” a la sociedad, en verdad “no era otra cosa que atender derechos postergados para que cada argentino tuviera lo que le correspondía”.

“Para convertir derechos y leyes abstractas en realidades está la gestión del Estado”, continuó y detalló que la intención del gobierno es “hacer este año más del doble de escrituras que las que se hicieron el año pasado”.

Asimismo, el mandatario sostuvo que “cuando el Estado está ausente, las cosas no se hacen y los derechos no llegan a quienes más lo necesitan”, por eso analizó que se trabajará coordinadamente con los municipios “para dar soluciones”.

Kicillof, que ayer mantuvo una reunión con Alberto Fernández para limar diferencias en torno al tema seguridad y reclamar fondos para la Provincia, también dedicó un párrafo a los bonistas. “Cuando se habla de los acreedores de la deuda externa, de las multinacionales, o de los inversores extranjeros, se dice que exigen al país seguridad jurídica, menos incertidumbre, que se respete el derecho de propiedad para grandes capitalistas, bancos y negocios”, dijo.

“Siempre para ellos hay certidumbre, seguridad jurídica y derecho de propiedad. Está todo bien. ¿Pero cómo el gobierno bonaerense no va a poner primero y adelante los derechos de propiedad, la seguridad jurídica y la certidumbre de los vecinos de la provincia?”, se preguntó. Y agregó que “hay gente que no tiene vivienda, que está peor; pero quienes sí la tienen y llegaron a ella con esfuerzo, no tienen esa seguridad jurídica” y añadió que él cree “primero en la propiedad y seguridad jurídica de los y las bonaerenses”.

“Este Gobierno provincial junto con los intendentes viene a garantizar la propiedad y la vivienda a los habitantes y lo iremos haciendo lo más rápido posible”, señaló el mandatario.

Por su parte, el ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak, dijo que la provincia “tiene 5,5 millones de vivienda y un 15% sin escrituras. El gobernador quiere que la Escribanía de Gobierno sea la escribanía del pueblo trabajador que no tiene recursos suficientes para ir a ver a un escribano privado”.

Fuente: DIB

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí