El gobernador Axel Kicillof dijo este martes que no consiguió la adhesión del 75% de los bonistas para postergar el pago de un vencimiento, anunció que lo pagará con recursos propios para evitar el default y que iniciará un proceso de reestructuración de la deuda en moneda extranjera.

En conferencia de prensa, Kicillof dijo que logró la adhesión de más del 50% de los bonistas, pero denunció que un fondo de inversión, tenedor del 25% del capital, «tuvo una posición bloqueadora» con «enorme instransigencia» que no permitió el acuerdo.

«Proponían cobrar todo, pero en cuotas y eso era inaceptable», indicó el gobernador, quien insistió con que «no hubo voluntad» por parte de ese grupo de acreedores.

En ese sentido, dijo que hará todo lo que esté a su alcance «para que los efectos de esa situación golpeen del menor modo posible a los y las habitantes de la provincia de Buenos Aires».

Fuente: DIB