Con el acuerdo con los docentes como máximo triunfo del Gobierno en torno a las paritarias salariales de este año, la administración de María Eugenia Vidal tiene dos conflictos aún sin resolver: médicos y judiciales, sectores que esta semana volverán al paro. Mientras, los gremios estatales reclaman una recomposición, sobre todo tras las cifras que se conocieron del arreglo con los maestros.

Los trabajadores enrolados en la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) definieron una nueva huelga para el miércoles, mientras que los profesionales de la salud enrolados en Cicop harán una doble jornada de protesta, que comenzará ese día y se extenderá hasta el jueves.

La AJB exige la reapertura de paritarias del año pasado basado en la pérdida de poder adquisitivo por la alta inflación, y el inicio de las negociaciones para 2019. La medida contendrá una movilización a La Plata de los empleados de todos los departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires.

«Le exigimos al Gobierno provincial la conformación de mesas técnicas para acordar un proyecto de ley de negociación colectiva para el Poder Judicial y donde se debata la restitución del sistema de enganche –con la Justicia Nacional- con porcentualidad salarial», detalló el gremio conducido por Pablo Abramovich.

En tanto, desde Cicop, gremio que el año pasado concretó más de una veintena de paros, profundizarán esta semana las protestas. Los profesionales de la salud aseguran que durante 2019 no mantuvieron contactos ni formales ni informales con funcionarios del Gobierno bonaerense para dialogar sobre cuestiones salariales.

Fuente: DIB