Preocupados por la creciente demanda social y la coyuntura de crisis económica, los intendentes de la provincia de Buenos Aires presentaron una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal para exigir que declare Emergencia Alimentaria y mande partidas de comida extra a municipios.

En una carta que le dejaron en la Casa de la Provincia, los jefes comunales argumentaron la petición en «la angustiosa situación que vive nuestro pueblo y que se viene profundizando mes a mes, a partir de la crisis económica y social que atraviesa el país y que tiene implicancias durísimas en la provincia de Buenos Aires».

Según el texto, los jefes comunales pidieron «que se aumente significativamente la cantidad de alimentos para familias y comedores, además, aumentar los cupos para comedores escolares. Conjuntamente, resulta fundamental, desarrollar una apertura de comedores escolares en colegios secundarios y de formación de adultos».

En el mismo marco, exigen a Vidal que instruya a la Agencia de Recaudación (ARBA) que «considere la situación crítica en la que se encuentran los pequeños comerciantes -y en especial lo de los barrios más humildes- para que encuentre los mecanismos administrativos y legales que posibiliten flexibilizar las obligaciones tributarias que recaen sobre ese sector».

Entre los alcaldes que presentaron la nota se encontraban ​​​​​​Verónica Magario (La Matanza y candidata a vicegobernadora); Leo Nardini (Malvinas Argentinas), Alfredo Fisher (Laprida); Hernán Ralinqueo (25 de Mayo); Mario Secco (Ensenada); Alberto Descalzo (Ituzaingó); Walter Festa (Moreno); Marcelo Santillán (Gonzáles Chaves); Juan Pablo de Jesús (La Costa); Oscar Barrera (Villa Gesell); Héctor Olivera (Tordillo); Ricardo Casi (Colón); Hernán Zurieta (Punta Indio), entre otros.

Fuente: DIB