19 enero, 2022 10:40 pm

¿Hay un “efecto Olivos Gate”? qué dicen las últimas encuestas en Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires

¿Tendrá el “OlivosGate” un efecto electoral? Hasta que no contemos con el escrutinio provisorio de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 12 de septiembre no conoceremos el resultado; mientras tanto, podemos apelar a las encuestas. Es importante tener en cuenta que se trata de un “issue” que no es sencillo de diagnosticar, pues una medición sesgada puede arrojar tendencias inconsistentes si se las compara con otras encuestas. Precisamente eso sucede con el estudio realizado en zona metropolitana por la consultora Management &Fit (M&F), que midió el tema con el mismo sesgo con que indagó en su momento el “Vacunatorio VIP”. Ante temas de agenda tan sensibles, lo correcto para mensurar el impacto electoral potencial es comparar la intención de voto antes y después del “issue” y no introducirlo de manera directa en las preguntas de actitud electoral, ya que en ese caso se genera lo que en ciencias sociales se denomina “respuesta de deseabilidad social”: muchos encuestadoscaptan fácilmente cuál sería la respuesta deseada (“socialmente correcta”) y responden en consecuencia, como vemos en el gráfico de arriba, donde 22,3% dice que iba a votar al oficialismo nacional y ahora cambiaría su voto.Eso sugiere una merma del voto potencial al Frente de Todos (FdT) que resultade la forma en que se midió, pero no es extrapolable al universo de electores (que es lo que se supone aspira a medir una encuesta probabilística). De alguna manera, lo que sucede es que el sondeo tiende a reflejar la repercusión que el “issue” tiene en redes sociales (gráfico abajo).

Sin embargo, dado que lo metodológicamente correctoes comparar lo que decían las encuestas antes y después del “issue”, haremos un repaso de los últimos estudios realizados en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y Provincia de Buenos Aires (PBA), dos distritos electorales clave que se solapan parcialmente en la zona metropolitana que sondeó M&F.

Las encuestas en CABA CABA pesa alrededor del 8% en el electorado nacional y es sin duda un distrito “vidriera” de la política. Una encuesta realizada por Proyección Consultores antes del “Olivos Gate” proyectaba una intención de voto al FdT (lista encabezada por Leandro Santoro) del 32,4% vs 30,7% para la lista de Juntos por el Cambio (JxC) liderada por María Eugenia Vidal (gráfico abajo). La sumatoria delas dos listas de JxC consideradas en ese momento trepaba al 40,6%, es decir, una ventaja de 8,2 puntos porcentuales para el oficialismo de ese distrito (al que gobierna desde 2007). 

Si comparamos esa foto del “antes” con la encuesta realizada por la misma consultora después del “OlivosGate”, vemos que el FdT alcanza 32,3% y que la sumatoria de tres listas de JxC llega a 40,8% (brecha de 8,5 pp). Entre mediciones, se trata de variaciones estadísticamente no significativas teniendo en cuenta el error muestral; así, al menos hasta ahora, estos  datos desmienten que la reciente difusión de la foto del cumpleaños de Fabiola Yánez hace poco más de un año tenga un impacto en la intención de voto al FdT o a JxC en CABA. De un estudio a otro, la lista libertaria avanza 2,1 pp, lo que nuevamente es una variación estadísticamente no significativa aunque de cierto interés para seguir.

Siendo consecuentes con nuestro tradicional método de análisis de encuestas, si hacemos foco en el promedio de los últimas mediciones el promedio en CABA arroja 45% para JxC vs 26,5% para el FdT. Comparando con la anterior elección de medio término, el FdT proyecta una elección mejor que la de Unidad Ciudadana en 2017 (21,7%), mientras que JxC está por debajo de su performance en ese año (51%). Entre las encuestas recientes, la más representativa de la serie es la de Clivajes, que arroja 42,3% para JxC vs 29,4% para el FdT (gráfico abajo), es decir una ventaja de 12,9 pp.

La brecha se agranda hasta 16,4pp según una encuesta realizada por el Observatorio de Psicología Social Aplicada de la Universidad de Buenos Aires (OPSA-UBA), que reporta 46,3% para JxC vs casi 30% para el FdT (gráfico abajo).

Esa ventaja se estira hasta 17,2 pp según Rouvier, que reporta 40,8% para JxC vs 23,6% para el FdT (gráfico abajo).

En tanto, Tendenciasarroja 45,3% para JxC vs casi 25% para el FdT (gráfico abajo), una ventaja de 20,5 pp pero con mejor aproximación al promedio.

También hay una brecha algo mayor a los 20 pp según una medición reciente de M&F, que arroja 48,5% para JxC vs casi 27% para el FdT (gráfico abajo). 

En la misma línea, Giacobbe reporta 49,5% para JxC vs casi 23,3% para el FdT (gráfico abajo), una brecha de 26,2 pp. 

Finalmente, la medición que más ventaja le da a JxCen CABA dentro de la serie reciente es la de CB Consultora, que arroja 56,2% para esa fuerza vs 26,2% para el FdT (gráfico abajo), una brecha de 30 pp.

Las encuestas en PBA

PBA pesa alrededor del 37% en el electorado nacional, con lo cual es un distrito que por sí solo puede inclinar la balanza. Según una encuesta realizada por OPSA-UBA antes del “OlivosGate”, con proyección de indecisos había un empate técnico entre el FdT y JxC (40% vs 41%, respectivamente; gráfico abajo).

La primer encuesta realizada por OPSA-UBA después del “OlivosGate” muestra un nuevo empate técnico con proyección de indecisos, en este caso con el FdT en 36,1% vs 35,7% de JxC. Ambas fuerzas retroceden unos 4 pp respecto al umbral del 40% que vimos en el estudio anterior, pero se trata de variaciones estadísticamente no significativas y además consistentes con el hecho de que en el segundo estudio hay más listas compitiendo, como las de Política Obrera, el Nuevo MAS, el Frente Unión por el Futuro y Valores, que suman en conjunto 5,2% (gráfico abajo).

Así, al igual que vimos en CABA, las variaciones son estadísticamente no significativas teniendo en cuenta el error muestral promedio, y nuevamente los datos desmienten, al menos por ahora, un impacto del “OlivosGate” en la intención de voto en PBA. La situación de empate técnico también se observa en la última medición de Federico González, que reporta 33,1% para el FdT y 33% para JxC (gráfico abajo).

Si nos abstraemos de las fotos del antes y después del issue para analizar el promedio de las últimas encuestas en PBA, vemos que arroja 35,3% para el FdT vs 30,1% para JxC. Respecto al 2017, el FdT estaría repitiendo el caudal  de Unidad Ciudadana en ese año (36,3%), mientras que JxC estaría por debajo del 42% que alcanzó Cambiemos. Comparando con el promedio, la encuesta más representativa de la serie reciente es la de CIGP, que reporta 36% vs 28%, respectivamente (gráfico abajo), una ventaja de 8 pp.

Otra buena aproximación al promedio es la de Clivajes, que arroja 38,4% vs 31,7% (gráfico abajo). Es decir, una ventaja de 6,7 pp.

En la misma línea, M&F reporta 38,4% para el FdT vs 33,4% para JxC, (gráfico abajo), una brecha de 5 pp.

También es cercana al promedio la encuesta del Observatorio de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLAM), que reporta 37,5% para el FdT vs 30,3% para JxC, (gráfico abajo), una brecha de 7,2 pp.

Un dato interesante lo aporta Circuitos, que mide dos escenarios “pos interna” de JxC: en ambos casos el FdT aparece con ventaja sobre JxC, en torno a los 5,7 pp sobre Diego Santilli y alrededor de 9 pp sobre Facundo Manes (gráfico abajo), con la lista encabezada por Victoria Tolosa Paz en torno al 33%.

El primer escenario de Circuitos, con Tolosa Paz compitiendo con Santilli, coincide con la encuesta de Federico González, que reporta 34,5% vs 28,5% para la misma situación; es decir, una ventaja de 6 pp a favor del FdT. Por otro lado, la medición que más ventaja le da al oficialismo en PBA dentro de la serie reciente es la de CEOP, que arroja 44% vs 34% (gráfico abajo), una brecha de 10 pp.




Para terminar, si bien con ambas fuerzas en guarismos más bajos, la última encuesta de Rouvier también le da al FdT una ventaja de 10 pp sobre JxC en PBA (38,3% vs 28,2%; gráfico abajo). 

+ posts
Seguinos:

Noticias Relacionadas

Destacadas

Más Noticias