El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, aseguró este martes que “el virus no tiene fronteras, no es porteño ni bonaerense”, pero remarcó que si los casos se disparan en la Capital Federal se tomarán “medidas más drásticas” de aislamiento.

“La culpa no es de la Ciudad ni de Provincia, la culpa es del virus”, expresó al referirse a la polémica desatada entre la Ciudad y la Provincia por la apertura de la cuarentena, proceso en el que la Capital priorizó la actividad comercial, que genera un gran movimiento de gente, por encima de la industrial, que se desarrolla en mayor medida en territorio bonaerense.

En declaraciones radiales, indicó que hay “mucha cautela en la zona metropolitana”: “Si los casos se disparan en la Ciudad habrá que buscar maneras de aislar y tomar medidas más drásticas”.

En ese sentido, anunció que “se va a implementar un sistema de control en los medios de transporte” y al respecto explicó que “es un sistema de preventa en el tren para que solo puedan subirse los trabajadores esenciales”.

“La curva de la Provincia tiene un crecimiento moderado y pausado. Lo importante es con qué velocidad nos vamos contagiando, que los casos se den de forma controlada”, manifestó.

Fuente: NA