El Frente de Todos y el PJ bonaerense presentaron una denuncia ante la Justicia Federal por electores que no pudieron votar en los comicios del pasado domingo, ya que figuraban en los padrones con documentos posteriores a los que exhibían a pesar de que nunca los habían tramitado.

El peronismo provincial denunció, en los términos del artículo 110 del Código Electoral Nacional y 174 del Código Procesal Penal, la existencia de posibles delitos vinculados a la adulteración de documentos públicos (en este caso, padrones). 

Los denunciantes sostuvieron que «en las pasadas elecciones generales del 27 de octubre con el correr del desarrollo del acto comicial comenzó a llegar información de los responsables de colegios que existían muchos ciudadanos a los que los presidentes de mesa no los dejaban votar por figurar en los padrones con un documento posterior al que exhibían cuando nunca habían tramitado uno nuevo al que poseían».

«Al principio se pensó que era algo puntual pero los avisos de que tal anomalía ocurría, se intensificaron en numerosos distritos entre ellos, General San Martín, Pilar, Escobar y otros», sostiene la presentación.

Asimismo, asegura que en «muchas situaciones para calmar a los protestantes se aconsejó a los presidentes recurrir al procedimiento de voto de identidad impugnada para su posterior resolución por la Junta Electoral», pero que en muchos casos los ciudadanos no pudieron votar. Y agrega: «El tema cobró dimensión cuando varios electores manifestaron que habían podido votar sin ningún problema en las elecciones primarias».

Desde esta perspectiva, el peronismo pidió que «se ordene un cruce de los padrones de electores de la Provincia utilizados en las elecciones primarias efectuadas en agosto del corriente y el de las generales del 27 de octubre pasado a fin de determinar si en el segundo hubo variantes en la denominación del documento cívico de los ciudadanos o en el ejemplar del mismo».

Fuente: DIB