Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires alertaron sobre el atraso en pagos del Gobierno nacional por el programa Federal Incluir Salud (ex Profe). Sostienen que la deuda es de $ 220 millones y advierten que está en riesgo la atención para los beneficiarios.

«El Estado Nacional adeuda $ 220 millones a las farmacias bonaerenses», dijo la vicepresidenta del  Colegio de Farmacéuticos bonaerense (Colfarma), Claudia Slezack, quien detalló que no hubo giros ni en enero ni en mayo y que esto le está generando inconvenientes económicos a muchas farmacias. 

«Además, se genera violencia en el mostrador cuando uno tiene que decirle al paciente que no le das el remedio porque no está pago. Esto es violento para nosotros y para el paciente», explicó.

El programa Federal Incluir Salud beneficia a personas con pensiones por discapacidad y es financiado por el Estado nacional. En la provincia de Buenos Aires, desde el año pasado, lo administra IOMA.

«El colegio para sostener este convenio les da a las farmacias adelantos de hasta $ 60 mil, pero están desbordadas. A las farmacias que tienen al Profe como convenio principal les genera un problema económico importantísimo. Muchas han achicado la estructura y han despedidos empleados por este tema», señaló Slezack.

Además pidió que IOMA gestione los pagos de Nación o que el Gobierno provincial «haga algo para poder subsidiar esos baches (de pagos) para sostener el convenio porque la verdad es que se cae».    

Colfarma también emitió un comunicado en el que sostiene que «el último pago realizado fue por los medicamentos dispensados en diciembre del 2018» y que «las farmacias han aportado al día de hoy $ 340 millones para sostener la atención a los pacientes del Programa Federal Incluir Salud».

En este sentido, se explicó en el escrito que «los atrasos del Estado en sus pagos a las farmacias ponen en riesgo la atención a los beneficiarios» del programa en cuestión, ya que «los medicamentos que dispensamos a los pacientes debemos pagarlos a los quince días».

«Los farmacéuticos bonaerenses tenemos un compromiso sanitario con nuestra población que no se detiene por razones económicas, pero un servicio farmacéutico no depende exclusivamente del recurso humano y profesional. La deuda por los medicamentos ya dispensados hace insostenible una atención normal», alertaron desde la organización. Y pidieron al estado que «honre sus obligaciones» y pague «lo que adeuda a las farmacias para garantizar el acceso al medicamento de los que menos tienen».

Fuente: DIB