La Dirección General de Cultura y Educación estableció nuevos criterios para la enseñanza y la evaluación de las prácticas educativas en el contexto de la pandemia, resolviendo hacer hincapié en la valoración pedagógica de esta etapa de educación a distancia, sin calificar a las y los estudiantes. Esta decisión va en línea con lo acordado el lunes a nivel nacional para las 23 provincias y Ciudad de Buenos Aires, medida que se ratificará el viernes en la Asamblea del Consejo Federal de Educación. Tampoco se tendrá en cuenta la asistencia como instrumento de acreditación, pero sí se pedirá un seguimiento de lo realizado por cada estudiante.

De acuerdo a los lineamientos definidos, los procesos educativos en este marco no presencial seguirán apuntando a fortalecer el vínculo pedagógico con cada estudiante, teniendo en cuenta el momento particular que estamos atravesando como país, como provincia y como sociedad. “La propia contingencia nos desafía a una permanente revisión de la enseñanza y el aprendizaje, nos convoca a analizar los procesos que vamos construyendo, a definir condiciones nuevas para que no haya sobrecarga de tareas para nadie y a tomar decisiones adecuadas para este ciclo lectivo sin perder de vista los horizontes de igualdad, democracia y calidad de nuestro sistema educativo provincial”.

Al respecto, destacó que la evaluación es parte de la enseñanza y que, en este momento inédito, resulta central también para revisar las propuestas desplegadas. En ese sentido, el propio entorno virtual, es decir, las mismas condiciones en las que se están realizando las tareas educativas, definen los aspectos de la evaluación.

Fuente: DIB