El concejo deliberante de Mar del Plata aprobó una ordenanza para imponer multas de hasta $1,1 millones a los choferes de Uber de esa ciudad, y la app se tomó revancha enviando un mail a sus usuarios asegurando que se queda y publicando los teléfonos de los concejales que votaron la iniciativa.
En la sesión, que fue acompañada afuera por una masiva movilización de taxistas, el concejo aprobó una iniciativa enviada por el intendente Carlos Arroyo, que impone multas de entre 10 y 50 sueldos mínimos de la municipalidad, una cifra que llega a los $ 925 mil y $ 1,1 millones para los reincidentes. La multa será aplicada al titular del vehículo, por más que no sea el conductor.
La ordenanza prevé además el secuestro del vehículo, una inhabilitación para conducir por 180 días hábiles y 360 en el caso de reincidentes. Además, busca cortar cualquier tipo de publicidad imponiendo multas superiores a $ 1,6 millones para quienes le den difusión “por cualquier medio y formato” a este tipo de plataformas.
La prohibición alcanza a cualquier vehículo del tipo taxi, remis, transporte escolar, servicio de excursiones, auto rural, y transporte privado de personas que realicen viajes “entre dos puntos fijos contratado a través de una plataforma y/o aplicación”.
Festejo y venganza
La sesión fue seguida por cientos de taxistas que, en el marco de un paro de actividades, se congregó frente al concejo deliberante para apoyar la aprobación de la ordenanza. La medida de fuerza dejó completamente resentido el servicio de transporte en la localidad balnearia, provocando una sobrecarga en los colectivos.
Al finalizar la sesión, Arroyo celebró con los taxistas la aprobación de la ordenanza: “Estoy feliz, es un triunfo para Mar del Plata”, dijo Arroyo, quien ayer prometió “perseguir por cielo y tierra” a Uber.
Por su parte, el presidente de la Sociedad de Conductores de Taxis, Raúl Vicente, sostuvo que la medida “es una victoria contra la flexibilización laboral que proponen sistemas como Uber, que llegó anunciándose como una cosa revolucionaria y no es más que empleo ilegal sin seguridad para los pasajeros”.
En paralelo a la sesión, la empresa estadounidense mandó un mail a sus usuarios ratificando que “se queda” en la ciudad, y adjunto los teléfonos de las oficinas de los concejales Guillermo Arroyo, Alejandro Carrancio, Marina Santoro, Vilma Baragiola y Guillermo Volponi, quienes votaron la ordenanza.
Además, la aplicación aseguró que la propuesta aprobada busca “perseguir a quienes buscan una oportunidad de ingreso manejando con la aplicación”, pese al “impacto positivo” que tiene.
“Uber lleva casi tres años en el país y demostró el impacto positivo que tiene en las ciudades. El intendente quiere que los concejales frenen el avance de Mar del Plata. Nosotros queremos construir soluciones propias del siglo XXI”, se indicó en el mensaje.
La app puntualizó además en la desocupación de la ciudad: “Mar del Plata tiene una de las tasas de desocupación más altas del país, y sólo en la ciudad hemos recibido más de 13 mil inscripciones manejar y ganar dinero”, indicaron.
Fuente: DIB