24 septiembre, 2022 5:23 pm

Elecciones en el Colegio de Martilleros platense: “Los que tenemos inmobiliarias queremos conducir el Colegio”, dijo Líbera

La proximidad de las elecciones, programadas para el 20 de abril, tensa el ambiente entre las dos listas que disputan la presidencia del Colegio de Martilleros platense. La candidata de Unidos por la Profesión, luego de una nota publicada por este medio al actual presidente Aníbal Fortuna, salió a marcar la cancha.

Líbera señaló que “es muy fácil estar atrás de un sillón y no tener que salir a la cancha a pelearla. Un mandato más de Fortuna serían 21 años de una gestión de alguien muy cuestionado por sus pares dado los manejos poco claros de las cuentas del organismo, entre otras cosas. Los que tenemos inmobiliarias queremos conducir el Colegio, porque somos los que estamos todos los días tratando de vender una casa, lidiando con la pandemia, pagando sueldos, hablando con inquilinos y locatarios”.

La candidata por la lista Unidos por la Profesión, en relación a las propuestas de Fortuna, disparó: “Anuncia a 5 días de la elección un acuerdo con privados –en relación al convenio destacado por Fortuna con La Comunidad Inmobiliaria (LCI)-, que no es más que un acta de colaboración hecha a espaldas del Consejo Directivo y que necesita de su aprobación. Además, lo pone como acto de campaña con recursos del Colegio”.

Sobre el inmueble señalado por Fortuna para que funcione el acuerdo con LCI, Líbera subraya “que su compra fue una de las mayores metidas de pata de la gestión Fortuna. Está ubicada al lado del Colegio y la compraron hace 7 años a un precio carísimo. Nunca tuvo uso e inclusive estuvo usurpada porque, aunque parezca increíble, el reglamento no permite el uso comercial, su destino es solo para vivienda. Y ahora anuncian que se la quieren dar a un privado en base a un acuerdo que nadie aprobó”.

Con respecto al estado patrimonial y de las cuentas, Mirta advierte que la sede del Colegio se compró con la venta de la parte proporcional del edificio de La Caja, capital generado por los fundadores de la organización; mientras que las instalaciones donde funciona el Instituto las adquirió la administración del martillero Horacio Mooney.

Consultada sobre la situación de los jóvenes matriculados, Líbera contó que “el Colegio le da la espalda a quien se recibe y no tienen todavía una inmobiliaria. En 17 años nunca se los integró. Tampoco le dieron importancia al Instituto de Formación Profesional”. La martillera subrayó, además, que durante la pandemia el Colegio estuvo cerrado y no atendía el teléfono. “Los matriculados no sabían qué hacer con los contratos, los alquileres, las tasaciones. A los cursos virtuales los dimos nosotros, desde otras organizaciones. Acompañamos mientras pedíamos ante la Justicia y el Consejo Superior que reabrieran y habilitaran reuniones”.

Líbera destaca que Unidos por la Profesión apuesta a trabajar por los demás, en consenso: “Ellos dicen que son el cambio después de 21 años. El cambio somos nosotros y por eso consideramos que deben terminarse las reelecciones indefinidas. Queremos transparencia en el uso de los recursos. Nuestro Colegio necesita una gestión moderna, cercana al matriculado, donde sea más importante trabajar por los demás que quedarse a como dé lugar. Declaramos nuestro compromiso de gestionar éticamente, con calidad, al servicio de los colegiados”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Destacadas

Más Noticias