El Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires volvió a rechazar la posibilidad de desdoblar las elecciones a gobernador e intendentes de las presidenciales, algo que, según indicó, demandará unos 3200 millones de pesos extra.

Mientras una comisión bicameral comenzará a analizar hoy esta posibilidad, desde el PJ marcaron una posición contraria y aseguraron que el Gobierno pretende avanzar con este proyecto para esconder un año de alta inflación y pérdida de puestos laborales. “Con esta maniobra Mauricio Macri y María Eugenia Vidal pretenden manipular las elecciones tras un nuevo año de inflación, recesión, pérdida de puestos de trabajo y recortes en salarios, educación, salud, ciencia y tecnología”, indicaron en un comunicado.

De concretarse esta decisión, el partido que es presidido por el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, aseguró que el Estado “derrochará 3200 millones de pesos” en los gastos que se generan en cada elección en la provincia de Buenos Aires. Esto incluye impresión de boletas, padrones y certificados, urnas descartables, viáticos de las autoridades de mesa, seguridad en los ámbitos de votación y escrutinio, equipamiento y software informático y servicios de correo, entre otros gastos.

Fuente: DIB