El mercado de inmuebles en la provincia de Buenos Aires sigue con números negativos y durante julio, previo a la disparada del dólar, cayeron 28,6% las ventas y casi un 70% las hipotecas, lo que confirma un año muy complejo, el peor de la última década, para el sector.

Las compraventas bonaerenses otorgadas durante el pasado mes totalizaron 6.771, lo que marcó una disminución del 28,6% con respecto a julio del año anterior, en el que se habían registrado 9.481. Los datos surgen de las estadísticas elaboradas por el Colegio de Escribanos, que en montos evidenció una caída del 13,2% con respecto a 2018 ($16.209.091.577 en 2019 contra $18.669.967.701 en 2018).

Si bien en comparación a junio de este mismo año se registró un incremento del 4,4% en la cantidad de escrituras, lo cierto es que son los peores primeros siete meses de la última década.

En tanto, las dudas y problemas que generan en diversas familias el crédito UVA para viviendas siguen impactando de lleno en las cifras de las hipotecas. Según los datos oficiales, en julio se contabilizaron 477, lo que representa un incremento del 21,9% con respecto al mes anterior, pero una dura caída interanual del 69,5% (1.566 en julio 2018).

Fuente: DIB