Al igual que los gobiernos nacional y porteño, la gobernadora María Eugenia Vidal compró pistolas Taser, que serán utilizadas por efectivos del Grupo Halcón, en principio para actuar exclusivamente en casos de toma de rehenes.

La noticia fue confirmada por el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, quien esta mañana aseguró que las armas eléctricas fueron adquiridas para el Grupo Halcón, “principalmente para situaciones donde hay rehenes y no usar armas que sean letales”.

“El ministerio hizo todos los trámites para que su uso fuera posible, de hecho, fuimos los primeros en comprarlas para el Grupo Halcón”, explicó Ritondo en declaraciones radiales. El funcionario señaló que se adquirió “una pequeña cantidad”, aunque no precisó el número, y señaló que los efectivos del Grupo Halcón “ya están capacitándose en el uso para, exclusivamente, los casos de tomas de rehenes”.

Las pistolas Taser son armas de electroshock destinadas a incapacitar a una persona a través de descargas eléctricas. Su uso en Argentina fue confirmado la semana pasada por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, generando polémica con organismos de Derechos Humanos, que cuestionaron la iniciativa. Días después, el Gobierno porteño también se sumó a la iniciativa, y adelantó que comenzará a usarlos en las estaciones de subte.

En el caso de la provincia, se precisó que un número reducido de efectivos del Grupo Halcón está entrenando con las Taser, pero fuentes de Seguridad indicaron a DIB que aún no hay una fecha en el que comenzarán a utilizarse oficialmente.

En tanto, también se indicó que el uso de este tipo de armas podría ampliarse para otro tipo de operaciones, “si esta primera etapa da resultados positivos”.

Además, se indicó que este año se hará un recambio total del armamento de la Policía bonaerense: se espera que antes de fin de año se entreguen a 94 mil efectivos nuevas pistolas 9 mm, a cambio de las que utilizan actualmente.
Fuente: DIB