Intendentes de distintos distritos del interior y el conurbano bonaerense encabezaron en las últimas horas las aperturas de sesiones ordinarias de sus respectivos concejos deliberantes. Los opositores hicieron referencia a medidas paliativas en medio de la crisis y los oficialistas hablaron de logros.

En La Matanza, la jefa comunal kirchnerista Verónica Magario abrió un nuevo periodo legislativo apuntando con fuertes críticas al Gobierno nacional, al que acusó de “destruir la economía de los docentes y degradar la calidad educativa”. En tanto, destacó su gestión municipal en el marco de la crisis económica.

En este marco, Magario pidió a los ediles “ayudar más” para que la “asistencia al sector productivo lo compensen los bancos y las empresas de luz, gas y agua”. “Trabajemos para que las tasas municipales aumenten para estos sectores y esa tasa sea devuelta a los vecinos a través de un descuento al impuesto inmobiliario”, pidió.

Por su parte, el intendente peronista de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, anunció “más obras” para las distintas localidades de su distrito y la construcción de “una sala velatoria municipal destinadas a las familias de bajos recursos”.

Fuente: DIB