La justicia continúa avanzando en la investigación por administración fraudulenta de la gestión de Nicolás Ducoté. La causa plantea que el municipio pagó más de $87 millones por obras que no se realizaron.

En los últimos días, la Justicia allanó los edificios de las tres empresas constructoras que recibieron pagos de la Municipalidad de Pilar por las obras. En total, la suma que la administración Ducoté desembolsó alcanza los $87,4 millones. Sin embargo, en el barrio las obras que formaban parte del convenio, no están. Entre ellas, se incluía: bacheos, la construcción de dos corredores aeróbicos, 4 plazas, red de desagües pluviales, la red de distribución de agua, la red cloacal y la instalación del alumbrado público led.

Además, se avanzó también en un pedido de requerimiento a la Municipalidad de Pilar. La Justicia busca dar con alguna documentación que pueda explicar la ejecución de las obras ya que, al momento, desde el oficialismo siguen sin poder esclarecer qué pasó con los fondos.

La denuncia, que presentaron concejales de la oposición en el marco de la Rendición de Cuentas, detalla que «Habiendo transcurrido 18 meses del plazo de finalización de obra, se puede ver que en Monterrey no existe una sola mejora».

El caso es el segundo que involucra al Intendente de Cambiemos en un tema de administración fraudulenta. El primero fue por una planta cloacal en el barrio de Peruzzotti, de la que la gestión de Ducoté tampoco pudo dar explicaciones claras.