En el marco del paro por 72 horas que complicó el comienzo del ciclo lectivo, los docentes bonaerenses nucleados en el Frente de Unidad Gremial (FUDB) marcharon hoy junto a la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) hacia Plaza de Mayo para exigir “salarios dignos y escuelas seguras”, así como también para reclamar por la paritaria nacional, suspendida desde 2017.

La marcha comenzó este mediodía con una convocatoria multitudinaria. Desde 9 de Julio y Avenida de Mayo, los maestros avanzaron hacia la Plaza de Mayo, donde realizaron el acto central.

“Estamos reclamando la paritaria nacional docente, el cumplimiento del financiamiento educativo y que las escuelas estén en condiciones de enseñar y de aprender. Hay un altísimo acatamiento en todo el país a pesar de las presiones y los aprietes del Gobierno y a pesar de los dichos de los funcionarios nacionales y provinciales”, remarcó Sonia Alesso, secretaria general de Ctera, desde la cabecera de la marcha.

“En la provincia estamos en conflicto hace más de un año. Un conflicto innecesario. No hay voluntad política para resolver esta situación”, dijo por su parte la titular de FEB, Mirta Petrocini, quien volvió a quejarse de la última oferta salarial del Gobierno de María Eugenia Vidal, al que calificó de “vergonzoso”. Y sostuvo que los docentes están “empobrecidos”, muchos “muy cerca de la línea de indigencia”.

Al reclamar por obras de infraestructura escolar por escuelas seguras, Petrocini recordó a Sandra y Ruben, la vicedirectora y el auxiliar fallecidos tras la explosión de la escuela N°49 de Moreno.

“Estamos rechazando y repudiando la decisión de Finocchiaro: cercenar el espacio de negociación. Vienen de un gobierno que se autodetermina dialoguista, pero lejos están de eso”, se quejó.

Al mismo tiempo, estatales bonaerenses enrolados en ATE, médicos de Cicop y judiciales de la AJB se movilizaron a la Casa de la Provincia para reclamar por la convocatoria a paritarias y por la pérdida del poder adquisitivo del año pasado.

Desde ATE y la CTA Autónoma bonaerense, Oscar de Isasi, expresó en un comunicado que vienen “construyendo medidas de acción ante las insistencia del gobierno de descargar la crisis sobre las y los trabajadores y los sectores más vulnerables”.

En esa línea, Fernando Corsiglia, vicepresidente de Cicop, manifestó que al igual que los gremios reclaman la diferencia entre el acuerdo alcanzado el año pasado y la inflación acumulada de 2018. “El desfasaje inflacionario sigue siendo muy importante”, sostuvo el gremialista.

Fuente: DIB