28 junio, 2022 4:06 am

Desde Avellaneda, CFK denunció un “festival de importaciones” y cargó contra la política económica

La vicepresidenta reapareció en un plenario de la CTA, donde brindó un fuerte discurso contra la evasión fiscal y la fuga de dólares.

Luego de la renuncia de Matías Kulfas al frente del Ministerio de Producción, la vicepresidenta Cristina Kirchner reapareció en la escena pública. Fue durante un plenario de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), que tuvo lugar en Avellaneda.


Desde allí, acompañada por el secretario general del gremio, Hugo Yasky, y el ministro de Hábitat y Desarrollo Urbano, Jorge Ferraresi, la ex jefa de Estado brindó un fuerte discurso contra la evasión fiscal, la fuga de dólares y denunció un “festival de importaciones”.


En el ranking de países evasores Argentina ocupa el tercer puesto. En nuestro país la recaudación representa el 28% del PBI cuando debería representar el 45%. Los primeros son Guyana y Chad. Segundo está Malta. Y el tercero es Argentina junto a Comoras, a Zambia, a Paquistán y no me acuerdo a qué otro país más. Junto a este podio de países evasores tenemos otro podio: en los países con formación de activos en el exterior también somos terceros. Miren qué casualidad”, comenzó la ex presidenta.

Y continuó: “No nos faltan dólares, están afuera. Y ese es el problema que hoy tenemos. La escasez en dólares y la economía bimonetaria. En realidad, la necesidad de tener dólares para financiar las importaciones -otro problema de la producción- se forma en activos en el exterior. No es que no haya o nos falten o que la economía argentina no produce. Produce dólares que se evaden de muchísimas formas: importaciones, hay festival de importaciones. Y creo que el Gobierno debe pensar cómo articular más adecuadamente Banco Central, ministerio de la Producción -que administra el comercio exterior, autoriza las importaciones-, AFIP en la Aduana, porque fija los precios de referencia y controla que no haya sub y sobre facturación. Y el BCRA. Eso tiene que ser articulado, lo cual no estaría sucediendo”.
“En Argentina 600 empresas explican el 75% de las exportaciones. Y el otro 25% de las importaciones lo explican 24 mil empresas. No es tan difícil controlar esto”, sentenció.

En esta línea, Cristina retomó la discusión con Techint y utilizó a esta empresa para dar un ejemplo: “Si vos tenés una empresa multinacional de la magnitud de Techint y además tenés la posibilidad de hablar con sus directivos, pedile que los 200 millones de dólares que les tienen que pagar a su subsidiaria en Minas Gerais, Brasil, la financien ellos o pidan un crédito en el BNDES, que lo van a conseguir, y entonces no tengo que darles 200 millones de dólares a $127 para que me importen eso. Estas cosas son también usar la lapicera”.

“Esto es tener funcionarios que funcionen, que se sienten a discutir, a discutirles, no hay que agacharles la cabeza. No hay tampoco que pelearles, hay que discutir, sugerirle orientaciones”, añadió.


Asimismo, la vicepresidenta señaló que “entre enero de 2021 y marzo de 2022, salieron 1847 millones de dólares de importaciones autorizadas por jueces y fiscales con amparos. Donde hay una necesidad de dólares ahí habrá un juez y un fiscal para darles dólares a los importadores. El tema es si las necesidades son del pueblo no hay derecho, no hay justicia, no hay fiscal y no hay jueces. Si la necesidad es de los poderosos hay. Esto es hoy el partido judicial, hoy no hay más poder judicial, hay partido judicial que ha tomado partido”.


“Todo proceso de evasión, primero tuvo un proceso de endeudamiento. Para que yo pueda sacar dólares de la Argentina, primero tengo que ingresarlos. Este proceso ultrainflacionario es el producto del endeudamiento criminal del macrismo. Cada vez que el país se endeuda en dólares, la economía bimonetaria hace saltar al país por los aires. Lo tienen que entender todos los argentinos. Fueron los cuatro años de endeudamiento brutal y duro los que nos trajeron hasta acá, más allá de las diferencias que yo tengo con la gestión en el día a día para abordar esto y fundamentalmente para hablar con la sociedad y contarle estas cosas”, dijo y cerró: “No olvidemos de dónde venimos y por qué ganamos. Y no lo hagamos únicamente por ganar las elecciones. Ganar las elecciones para no cambiar nada, mejor quedarse en la casa”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Destacadas

Más Noticias