Cuidadoras domiciliarias y asistentes terapéuticas que le prestan servicios a la mutual provincial IOMA salieron a pedir por un protocolo que los proteja ante la pandemia de coronavirus y que les permita cobrar el salario si deben permanecer en cuarentena.

La problemática surge porque se trata de trabajadoras que cobran como monotributistas y que no están contempladas por las recientes resoluciones publicadas por el Gobierno bonaerense.  

“No tenemos un protocolo formal de cómo actuar ante IOMA. Nosotros trabajamos en domicilio con adultos mayores, que son personas que están en riesgo, y tenemos algunas compañeras con patologías respiratorias”, contó Nancy Tristán, presidenta de la Asociación Civil de Trabajadoras y Trabajadores en Cuidados Domiciliarios Argentinos.

La representante del sector explicó que las trabajadoras deben presentar para cobrar por IOMA planillas firmadas por las familias de las personas que cuidan y que, en este sentido, la obra social no contempló la posibilidad de una cuarentena por parte de las cuidadoras y asistentes.

“No sabemos si van a aceptar un certificado médico”, indicó. En este marco, contó que hay trabajadoras con patologías respiratorias que continúan yendo a trabajar porque sino “pierden medio sueldo” y por la presión de los familiares de las personas asistidas. 

“¿Quién nos cuida a nosotras?”, se preguntó Tristán, quien advirtió que la problemática se extiende para las asistentes terapéuticas que se desempeñan en escuelas, hoy cerradas hasta el 31 de marzo.

La situación afecta a alrededor de unas 25 mil cuidadoras y de 18 mil asistentes. Desde la Asociación Civil de Trabajadoras y Trabajadores en Cuidados Domiciliarios Argentinos se comunicaron recientemente con autoridades de IOMA, pero aún no han obtenido respuestas sobre el protocolo a seguir.

Fuente: DIB