El Gobierno bonaerense avanzará en las próximas semanas con la creación de un Consorcio de Gestión del Puerto de Coronel Rosales, un ente de derecho público no estatal que pasará a administrarlo, algo que ya se aplicó a otros puertos y es considerado por diversos sectores como una privatización encubierta.

El puerto de Coronel Rosales, al sur de la provincia de Buenos Aires, se sumará así al de Dock Sud y San Nicolás, que por decreto pasaron a gestionarse a través de consorcios público privados, con miras, según la administración bonaerense, a potenciar inversiones y resolver cuellos de botella operativos y de infraestructura en beneficio de armadores y exportadores.  Otras terminales consorciadas desde hace un tiempo son las de Bahía Blanca y Quequén (1993), Mar del Plata y La Plata (1999) y San Pedro (2005).

El ministro de Producción bonaerense, Javier Tizado afirmó que «el sistema de consorcios mejora la competitividad y facilita la materialización tanto de las inversiones en infraestructura, como su mantenimiento y administración». Y precisó que el objetivo de «que nuestros puertos sean más eficientes y permitan enviar, a costo cada vez más bajo, lo mejor de nuestras pymes al mundo».

Fuente: DIB