El ex ministro de Economía del kirchnerismo, Axel Kicillof, y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, fueron confirmados ayer como candidatos a gobernador y vice por Buenos Aires por la fórmula presidencial del PJ-Unidad Ciudadana, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

La fórmula, según dejaban trascender, tenía el problema de no caerle de todo bien a los intendentes y tal vez por eso fue el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien confirmó a la dupla a través de Twitter.

Luego de la pista que dieron ayer en ese sentido la ex mandataria Cristina Kirchner y Alberto Fernández, el elegido para confirmar la fórmula del frente con una felicitación fue, justamente uno de los anotados para ese puesto.

«Felicitaciones @Kicillofok y @magariovero, nuestra fórmula en la Provincia de Buenos Aires. Vamos a construir juntos esperanza y futuro para los bonaerenses!», alentó Insaurralde.

La foto que publicó el intendente bonaerense a través de las redes fue difundida ayer por Cristina luego del acto en Merlo y generó una inmediata repercusión entre kirchneristas y aliados, que «saludaron» lo que consideraron una gran dupla para pelear la elección a María Eugenia Vidal, actual gobernadora de la Provincia de Buenos Aires y por ahora candidata de Cambiemos.

El visto bueno a esta fórmula se sostiene principalmente por la alta consideración que tiene el ex ministro de Economía en las encuestas bonaerenses y por el manejo territorial que tiene Magario en un distrito caliente como La Matanza.