El candidato a gobernador del kirchnerismo, Axel Kicillof, continuó con su recorrida por distritos del interior donde volvió a insistir con la necesidad de avanzar en la unidad opositora para derrotar a Cambiemos en las elecciones de octubre.

«Nosotros no declamamos la unidad, nosotros construimos la unidad y ese trabajo aún no termina, tenemos que seguir sumando a todos los sectores a este gran frente opositor», dijo Kicillof desde Ranchos y Dolores, rodeado por un grupo de intendentes de la Quinta sección electoral. «Sabemos que hay otra forma de entender la política y para eso estamos buscando la unidad», agregó.

«Buenos Aires es una provincia muy diversa, con muchas riquezas, con tremendo potencial pero la han hecho trizas. Las deudas de (María Eugenia) Vidal son infinitas y mientras los bonaerenses lo padecen, la gobernadora solo se encarga de justificar el desastre», aseguró el ex ministro de Economía.

Si bien el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, confirmó en redes sociales la fórmula Kicillof-Verónica Magario para la Gobernación, lo cierto es que el ex ministro sigue mostrándose cauto a la hora de hablar de la fórmula. «Me alegra que la propuesta de fórmula con Magario haya tenido enorme aceptación por parte de los compañeros intendentes, Diputados, Senadores, dirigentes del PJ provincial y nacional. Ojalá tengamos con Verónica la posibilidad de llevar adelante este desafío para tratar de mejorarle la vida a los bonaerenses», dijo.

De la recorrida participaron el intendente interino de Ranchos, Juan Manuel Álvarez y Juan Carlos Veramendi (alcalde de licencia), el de Villa Gesell, Gustavo Barrera, el de Tordillo, Héctor Olivera, y el de Pila, Gustavo Walker.

Fuente: DIB