La exdiputada Claudia Rucci y el exsenador Baldomero Álvarez de Olivera son los dos nombres que analiza el senador Miguel Pichetto como opciones para impulsar en las listas legislativas de Juntos por el Cambio de la provincia.

Se trata de dos dirigentes de inobjetable pertenencia al peronismo. Rucci, la hija  del histórico sindicalista asesinado en la década del 70, fue diputada nacional de la mano de Francisco De Narváez  y candidata a vicepresidenta de José Manuel De La Sota.

Ese sería el nombre de Pichetto para los lugares «a salir» –se estima que hasta el 15- de la lista de diputados nacionales de Juntos por el Cambio. Rucci viene trabajando en el espacio bonaerense del senador desde que formaba parte de Alternativa Federal.

En tanto, para Álvarez ocupar un lugar por este espacio sería el final de una extensa parábola: de intendente de Avellaneda por el peronismo bonaerense de Eduardo Duhalade a legislador del FPV, luego funcionario de Daniel Scioli y finalmente de María Eugenia Vidal.

Luego de alejarse del gobierno, recaló en el sector de Pichetto también cuando el senador era un referente de la oposición y, ahora, de su mano, podría volver al oficialismo.

Fuente: DIB