El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto con la empresa de zapatillas Paquetá, donde crece la incertidumbre por los 600 trabajadores que se desempeñan en la planta, ubicada en la localidad bonaerense de Chivilcoy.

La medida fue establecida hasta el 27 de noviembre, por lo que no se podrá hacer ningún despido por parte de la compañía, ni medidas de fuerza por parte de los empleados. Así lo confirmó el jefe de la delegación regional del Ministerio de Trabajo, Santiago Bertone.

La decisión, que se dictó desde el Ministerio de Trabajo, es en las vísperas de una importante reunión que se llevará a cabo hoy, con la empresa Adidas en el Ministerio de la Producción, donde se esperan definiciones respecto al futuro de la empresa en Chivilcoy.

De esta manera, la situación permanece a la espera de las decisiones que se tomen, en el marco de gran angustia por parte de los empleados, que ven peligrar sus puestos de trabajo.

Fuente: DIB