La Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de la Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (ARD) confirmó que realizará un corte de servicios el próximo 22 de enero y que se movilizará al Ministerio de Salud de la provincia ante la crisis el sector por una deuda millonaria del Plan Incluir Salud.

Asimismo, señalaron que la medida podría extenderse con un corte total de las prestaciones. «Actualmente, la deuda con los más de 100 establecimientos que brindan diariamente atención a los aproximadamente 850 pacientes de Incluir Salud y Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires asciende a $ 260.287.370,88», indicaron mediante un comunicado.

El ministro de Salud provincial, Daniel Gollan, se refirió a la deuda con proveedores y prestadores heredada de la anterior gestión, al tiempo que pidió «paciencia y comprensión» al asegurar que su administración solucionará «el desastre que dejaron».

En rigor, Gollan aseguró que el programa Incluir Salud en territorio bonaerense, que depende de la Agencia Nacional de Discapacidad, dejó de recibir fondos en mayo y que la deuda global acumulada con los distintos proveedores y prestadores de la provincia asciende a $ 1.800 millones.

«Desde hace meses la Asociación le ha venido reclamando al Ministerio de Salud provincial que se haga cargo del pago regular de prestaciones, y esto no ha acontecido. No cabe duda que la Argentina vive hoy una de sus recurrentes y habituales situaciones de crisis económicas provocadas, de manera ahora indudable, por la constante pésima gestión de los recursos públicos», aseguró por su parte Alfredo Casaliba, presidente de la ARD.

En ese sentido, desde la Asociación señalaron que «se ha aguardado un tiempo más que prudencial y hemos manifestado reiteradamente la comprensión acerca de la situación. Se les ha comunicado a las actuales autoridades la crisis terminal por la que atraviesa el sector. Asimismo, recientemente se han enviado cartas documento al Ministro de Salud Daniel Gollán, y al Secretario General de la Presidencia, Julio Fernando Vitobello”.

«El tiempo de las palabras y de las promesas se ha agotado. No existe posibilidad fáctica de continuar atendiendo a los pacientes de Incluir Salud si no se cancela el pago de prestaciones respecto del cual la Asociación ni siquiera ha sido notificada acerca de un posible cronograma», concluyó Casaliba.

Fuente: DIB