La Justicia Federal allanó cuatro oficinas en donde el Intendente de Pilar Nicolás Ducoté y los funcionarios administraba la defraudación de fondos públicos. Se confiscaron computadoras y celulares que probarían el uso electoral de los fondos del Estado.

Se trata de $300.000.000 que la Municipalidad de Pilar recibió en el marco del programa Mejor Hogar para entregar en forma de microcréditos, pero que habrían sido administrados en forma fraudulenta.

La denuncia desató una ola de allanamientos, que comenzó con la Oficina de Microcréditos. Pero los indicios llevaron a que la operatoria se realizaba desde otros lugares que funcionaban como pantalla para que ni los propios empleados municipales supieran lo que allí se hacía.

Así fue que durante el día martes se realizaron otros allanamientos, esta vez en el área de Gestión Territorial y el Polo Productivo, ubicados en la localidad de Del Viso, y la sede de la delegación de Villa Rosa, entre otros. Al parecer allí se escondía parte de la operatoria en la que se entregaban microcréditos que nunca llegaban a destino o se intercambiaban por un voto.

En los allanamientos se confiscaron computadoras, celulares y documentación que serían claves para esclarecer el destino de los fondos.