Las autoridades provinciales dieron una conferencia de prensa para hablar sobre la situación epidemiológica en el territorio donde admitió preocupación por el aumento de los contagios de coronavirus y realizó un repaso de la situación del territorio en el marco de una nueva etapa de reaperturas.
En el marco de una reapertura escalonada de actividades, el Gobierno provincial admitió preocupación por la escalada de contagios de coronavirus, informó que los casos crecieron un 33% en una semana en el territorio, y ratificó que “si hace falta ir a un proceso de cierre, se irá”, al tiempo que pidió “no relajarse” y “no forzar los límites de las actividades”.
En conferencia de prensa en Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, pidió “no forzar los límites de las actividades” en un mensaje directo a los intendentes. “Tenemos que estar alineados con las actividades que se pueden realizar y las que no”, siguió. Y enfatizó: “Lo que no queremos es que nuestros médicos y médicas tengan que decidir quién vive y quién no, como sucedió en otros países”.
El ministro coordinador pidió “cumplir las normas” a “quienes tienen responsabilidades de gestión”, al referirse a actividades que algunos jefes comunales permiten en sus distritos sin habilitación de la normativa provincial o nacional. En ese sentido, fue consultado particularmente por el caso de Tornquist, donde el jefe comunal anunció la posibilidad de recibir a turistas provenientes de distritos que se encontraran en la fase 5 de aislamiento cuando ello no está autorizado.
En el sistema de fases dispuesto para los 135 municipios de la provincia “está establecido claramente qué actividades están permitidas y cuáles no”, resaltó Bianco al respecto.
Asimismo, destacó que se trabaja “muy bien” con la ciudad de Buenos Aires, ya que “sería un error” que cada jurisdicción tomara un camino distinto con la cuarentena, y sostuvo que “hay que esperar unos días para tomar nuevas decisiones”.
“Estamos en el ojo de la tormenta”, dijo por su parte el ministro de Salud, Daniel Gollan, quien junto con el viceministro Nicolás Kreplak realizaron un repaso de la situación epidemiológica actual y de las estrategias llevadas adelante para morigerar el impacto de la pandemia e informaron sobre un crecimiento del número de contagios de un 33% en una semana.
Según detallaron, la semana pasada hubo en territorio bonaerense un promedio de 3102 casos, mientras que la anterior había sido de 2327 casos. “Si esto se mantuviera es muy preocupante en perspectiva”, dijo Kreplak.
En tanto, indicaron que la tasa de incidencia en la provincia de Buenos Aires es tres veces menor que la de la Ciudad. En rigor, PBA tiene 540 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que en el territorio porteño ese índice es de 1.755 casos por cada 100 mil habitantes.
También, destacaron que la tasa de letalidad de la Argentina “es una de las más bajas del mundo” y lo relacionaron a que el sistema de salud sigue dando respuestas. “El 3% de los pacientes termina en terapia intensiva, de ese total el 60% que entra a UTI se recuperan y un 40% no”, indicó el viceministro.
Gollan destacó que la Provincia es el único territorio del país que tiene un tablero de mando de camas de gestión pública y privada conjunto, y señaló: “Si algún día tenemos problemas en alguno de los dos sectores podemos compensar con el otro”, indicó. “Eso no lo pueden ver otras jurisdicciones”.
En ese sentido, dijo que “el sector privado, fundamentalmente el que depende de las grandes empresas de medicina prepaga, está con un grado de saturación de camas importante”. Ratificó que el porcentaje de ocupación del servicio de terapia intensiva en el AMBA es del 54,75% y que solo un tercio de las camas del interior bonaerense se encuentran ocupadas.
En tanto, advirtió que si se disparan los casos se llegará a un proceso de saturación hospitalaria, que es lo que se busca evitar. “Hay que bajar todo lo que se pueda la cantidad de casos y seguir ampliando el sistema de salud. No sirven las dos estrategias por separado, tienen que ir de la mano”, insistió Gollan.
En otro orden, destacó los operativos territoriales mediante el programa Detectar en 40 municipios del AMBA con más de 5.000 equipos de salud. Y dijo que el porcentaje de positividad en los barrios populares es del 17%.
Mientras que en Villa Azul, tras la realización de estudios serológicos, se determinó que el 15% de la población presenta anticuerpos, pero el 60% de ese total fue asintomático.

Fuente: DIB

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí