19 agosto, 2022 8:14 pm

Cariló vive el mejor verano de su historia

Después que la pandemia, que implicó cierres y aislamientos, arrase con destinos turísticos bonaerenses, puestos de trabajo y cierre de locales, para este verano 2022 muchos municipios de la Costa Atlántica están viviendo su mejor temporada ante la alta demanda de visitantes. La reactivación de Cariló.

Según publicó BAE Negocios, la periodista  Graciela Moreno afirma que “al aluvión de gente que decidió mudarse al partido de Pinamar en la pandemia, se suman los turistas de mayor nivel socio económico que agotaron todas las camas disponibles. Todo está completo hasta el 20 de febrero”.

La reactivación económica del paraíso bonaerense se vio remplazada. Muchos  comercios históricos y galerías cerraron pero a diferencia de otros municipios se renovaron las cadenas gastronómicas, locales y hasta se buscan empleados para la temporada.

Según pudo saber Graciela Moreno el  presidente de la Cámara de turismo de Cariló, señaló Ignacio Cattaneo que “Tuvimos el mejor invierno de la historia. Antes teníamos movimiento los fines de semana, ahora todo el año. Se mudaron 6.000 personas desde que empezó la pandemia y estimamos que este año, podrían llegar entre 6.000 y 8.000 personas más. Casi no hay vacantes en los colegios. Sólo en enero esperamos que lleguen 130.000. Será un muy buen año, el gasto promedio por persona es de $100.000 por semana”.

De esta manera, ahora los turistas si se van a encontrar con el cierre del restaurante histórico como por ejemplo “Victoria” pero en su lugar estarán disponibles para disfrutar de una buena gastronomía: Peppe Napoli Rosso, que sumará a su pizzería napolitana, un restaurante de pastas italianas. Cerró Insbruck, pero en su lugar abre un Masse, un bistró francés del grupo platense Premier, que este verano acaparará todas las miradas. Son propietarios de La Gamba, Tante Cariló y Tante Pinamar, Temple Pinamar y Cariló y acaban de inaugurar el parador Divisadero que tiene un coqueto restaurante bautizado Zur que se especializa en comida costeña con un toque peruano.

Como parte de esta apuesta de los empresarios y vuelta a la productividad y sobre todo en la Costa, Carlió busca mozos, personal de limpieza y cocina.  Lo único que esto podría generar algún inconveniente para los empresarios que volvieron a apostar por la Costa bonaerenses es la nueva ola de Covid-19 y el costo económico que implica a los trabajadores ir a sus trabajos. Pero Cariló no para. “Hay personal aislado y eso se suma a la falta de trabajadores en diferentes rubros desde mozos, personal de cocina, mucamas y de mantenimiento. Nos cuesta conseguir, se suma que el costo de vida es alto y el transporte también. Un mozo gana entre $35.000 y $70.000, aparte la propina. Los que viven en Madariaga gastan por día entre $500 y $800 para venir en transporte público, pese a que sólo están a 25 kilómetros. Diferente es los que toman el colectivo 60 en Buenos Aires”, señaló. Poco a poco comienzan a llegar las reservas para Semana Santa y las expectativas son muy buenas aseguró Ignacio Cattaneo.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Destacadas

Más Noticias