El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró anoche que «la marihuana será el reemplazo del tabaco» y que ese «es el camino natural hacia dónde va el mundo».

«¿Usted está a favor de legalizar la venta de marihuana y cocaína?», le preguntaron en el programa televisivo Intratables en América TV, y el ministro respondió: «Cuando hablamos de marihuana estamos discutiendo algo que dentro de cinco años va a ser el reemplazo natural de las tabacaleras».

«Sería hipócrita no entender que hoy las grandes plantaciones que empiezan a generarse como cultivo medicinal están en manos de las tabacaleras», agregó Berni.

Y el periodista le repreguntó: «¿Usted dice dentro de «x» años yo voy a ir a un quiosco y compro, no sé, un paquete de figuritas, un paquete de pastillas y un cigarrillo de marihuana?». A lo que Berni contestó: «Es el camino natural de hacia dónde va la marihuana. Es hacia dónde va el mundo».

«Los especialistas también creemos que la cocaína va en vías de desaparición porque los costos de producción no son rentables al lado de las drogas de síntesis», añadió.

En ese sentido, criticó a la gestión de su antecesor, Cristian Ritondo, al desestimar el trabajo que el Gobierno de María Eugenia Vidal hizo contra el narcotráfico y aseguró que «las estadísticas lo han demostrado claramente».

«Este gobierno que se fue lo único que hizo fue profundizar un modelo que ha fracasado en el mundo. Porque este modelo se viene implementando desde los 80», dijo.

Luego, aclaró que aseguró «todo el mundo confunde el narcotráfico con adicción y cree que el problema de la droga es un problema de narcotráfico, y son dos cosas totalmente distintas». «El narcotráfico tiene como secuela la violencia, la corrupción y la ruptura del orden social en los barrios más vulnerables», explicó.

En esa línea, puso como ejemplo cuando Estados Unidos prohibió en la década del 20 la comercialización de bebidas alcohólicas, lo que a su criterio desembocó en «los años más violentos, más corruptos y el surgimiento de las mafias». Y diez años después, tuvo que volver a legalizar la venta.

En otro orden, el funcionario indicó que está a «totalmente a favor» de la implementación de las pistolas Taser.

«La ministra nacional (Sabina Frederic) nunca anduvo con un arma por la 9 de Julio con 200 personas esperando a cruzar un semáforo. Hay lugares donde la Taser es imprescindible», afirmó para diferenciarse de la postura de su colega.

Frederic explicó días atrás que las pistolas «no llegaron aún» y que lo que tiene pensado «es llevarlas a las fuerzas especiales, no para que se haga uso frente a la ciudadanía o en contextos de operaciones normales sino de fuerzas especiales como Geof o Alacranes».

En tanto, Berni sostuvo que «Chocobar es el típico ejemplo de la mala capacitación de un policía. El Gobierno fue uno de los principales responsables de lo que le pasó con Chocobar».

Fuente: DIB