El flamante ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, sostuvo este viernes que se «tomará el tiempo necesario» para designar al nuevo jefe de la Policía Bonaerense y dijo que «la superpoblación en comisarías es muy grave».

Las declaraciones del funcionario fueron formuladas al finalizar su primera actividad oficial como titular de la cartera: el aniversario de la Policía Bonaerense en la Escuela Juan Vucetich, donde también estuvo su antecesor en el cargo, Cristian Ritondo.

«Me voy a tomar el tiempo para conocer a cada uno de los generales. La conducción es un arte, no se puede evaluar desde solamente un legajo o de diferentes recomendaciones», dijo sobre la designación del nuevo jefe de la Policía bonaerense.

Cabe señalar que mientras tanto quedará al mando de la fuerza el Comisario Daniel García, quien hasta ahora se desempeñaba como subjefe. «Uno tiene que ver trabajando a cada uno de sus cuadros, el compromiso y la dedicación, pero por sobre todo las cosas la disciplina y el orden que cada uno de los generales mantiene en su línea de mando. Me tomaré el tiempo que sea necesario para conocer uno por uno y elegiré entre ellos el más apto», amplió Berni.

Asimismo, reconoció que la superpoblación en cárceles y comisarías bonaerenses «es muy grave», pero afirmó que el gobernador Axel Kicillof «está trabajando en este momento con el ministro de Justicia Julio Alak para resolver este tema, que no es menor».

El problema de la seguridad «no se va a resolver de la noche a la mañana», afirmó Berni, quien destacó que tiene «el compromiso de dar lo mejor» y señaló que desde su cartera «no se realizarán anuncios rimbombantes».

«Hay que hacer una profunda revisión con una mirada integral de todos los actores. Si queremos dar una solución de verdad, tenemos que dejar los grandes anuncios rimbombantes, que no tienen efectos. Ojalá todos entendamos que necesitamos políticas a mediano plazo», destacó el flamante ministro.

En su discurso durante el acto Berni enfatizó un mensaje para los hombres de la fuerza. «Fuera de la ley nada, y cuando digo nada, señor Jefe de la Policía, es nada». Y pidió a jefes y subordinados que «hagan su tarea con transparencia, no se puede generar un ámbito de trabajo si no entendemos que tenemos que estar en los zapatos de aquellos que nos han confiado esa responsabilidad.

Consultado por la prensa sobre su postura respecto a la baja de la edad de imputabilidad, señaló: «Muchas veces se endurecen las penas, pero los delitos se profundizan. No hay que ser demagogos». Y agregó: «Nuestra función es ir hilvanado todas las herramientas para que los ciudadanos se sientan más tranquilos y puedan gozar de todos sus derechos».

Asimismo, sobre la protesta social señaló que «es un derecho constitucional» e insistió: «Como ya dije, dentro de la ley todo, fuera de la ley absolutamente nada».

Sobre la presencia de Ritondo en el acto y su gestión, señaló: «Tengo por costumbre profundizar todo aquello que ha dado resultado. No soy de aquellos extremistas. Las cosas que se hacen bien hay que respetarlas. Las que no dieron el resultado esperado hay que cambiarlas».

Fuente: DIB