El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, le respondió a la gobernadora María Eugenia Vidal, quien días atrás le pidió por carta que dé marcha atrás con un impuesto que la Comuna le cobra a la industria teatral. «Voy a seguir cobrando la tasa mientras que la ley esté vigente», sostuvo el jefe comunal, inamovible en su postura.

La respuesta de Arroyo volvió a poner en evidencia las diferencias que existen entre la mandataria y el jefe comunal.

«Yo no puedo desistir de la aplicación de una ley, de una ordenanza que data de abril de 2018. Mi primera obligación como intendente es aplicarla y es lo que hice. Sinceramente es eso: apliqué la ley positiva vigente. Y no puedo vetarla porque ya está vigente», señaló el jefe comunal, minutos después de recorrer junto al presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet, la nueva sucursal de la entidad en la ciudad.

Además, Arroyo aseguró que el impuesto que se cobra en Mar del Plata se encuentra «dentro del contexto general» del país. Y colocó como ejemplo a otros dos polos teatrales: Buenos Aires y Carlos Paz.

Fuente: DIB