A partir de junio, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) dejará de imprimir y distribuir por correo las liquidaciones impositivas de aquellos contribuyentes que se relacionan con el organismo de forma digital, medida que alcanzará a los propietarios de 3 millones de inmuebles, vehículos y embarcaciones.

«Estamos avanzando en un proceso gradual para dejar de imprimir la boleta de Inmobiliario, Automotores y Embarcaciones», dijo Gastón Fosatti, titular de ARBA. Y subrayó: «Buscamos reemplazarla por un servicio digital mucho más eficiente, que aproveche al máximo las posibilidades que nos brinda la tecnología y evite los inconvenientes de la distribución postal».

En ese sentido, destacó que «la boleta de papel surgió en la Provincia hace 126 años, creemos que es momento de jubilarla y sustituirla por un servicio acorde a la realidad que vivimos», y puntualizó que «el formato digital nos permitirá reducir el consumo de papel, cuidar el medioambiente y ahorrar recursos que son de todos los bonaerenses».

 

Fuente: dib.com.ar